Esencialistas https://esencialistas.com/ Minimalismo, libertad financiera, ahorro y sostenibilidad Thu, 26 Dec 2019 14:42:59 +0000 es hourly 1 https://wordpress.org/?v=5.3.2 https://esencialistas.com/wp-content/uploads/2019/01/cropped-IMG_20190126_102456-32x32.jpg Esencialistas https://esencialistas.com/ 32 32 Nos vemos en los bares https://esencialistas.com/nos-vemos-en-los-bares/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=nos-vemos-en-los-bares https://esencialistas.com/nos-vemos-en-los-bares/#respond Thu, 26 Dec 2019 14:42:59 +0000 https://esencialistas.com/?p=540 Como habréis notado, últimamente actualizamos menos el blog. Dos trabajos a tiempo completo y tres niños pequeños se llevan el 95% de nuestro tiempo y nuestra energía, y escribir con frecuencia contenido de calidad requiere mucho esfuerzo. Como buenos Esencialistas, tenemos claras las prioridades y eso significa que no podemos publicar con la frecuencia que

La entrada Nos vemos en los bares se publicó primero en Esencialistas.

]]>

Como habréis notado, últimamente actualizamos menos el blog. Dos trabajos a tiempo completo y tres niños pequeños se llevan el 95% de nuestro tiempo y nuestra energía, y escribir con frecuencia contenido de calidad requiere mucho esfuerzo. Como buenos Esencialistas, tenemos claras las prioridades y eso significa que no podemos publicar con la frecuencia que desearíamos. Así que si no nos ves por aquí, no dejes de seguirnos en nuestra cuenta de Instagram, donde sí seguimos activos (¡es más sencillo publicar una foto que escribir un artículo completo!).

Esperamos encontrarte de nuevo en el camino hacia la Libertad 🙂

La entrada Nos vemos en los bares se publicó primero en Esencialistas.

]]>
https://esencialistas.com/nos-vemos-en-los-bares/feed/ 0
Minimalism Brand: Así, sí https://esencialistas.com/minimalism-brand-asi-si/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=minimalism-brand-asi-si https://esencialistas.com/minimalism-brand-asi-si/#comments Thu, 05 Dec 2019 14:11:50 +0000 https://esencialistas.com/?p=534 DISCLAIMER: ¡Tranquilos! Este no es uno de esos blogs que te hacen creer que defienden una idea y luego te cuelan un artículo intentando venderte algo. Esto NO es un artículo patrocinado, ni es un anuncio ni estamos probando artículos de Minimalism. Es un caso de estudio de una empresa que hace (casi) todo bien,

La entrada Minimalism Brand: Así, sí se publicó primero en Esencialistas.

]]>

DISCLAIMER: ¡Tranquilos! Este no es uno de esos blogs que te hacen creer que defienden una idea y luego te cuelan un artículo intentando venderte algo. Esto NO es un artículo patrocinado, ni es un anuncio ni estamos probando artículos de Minimalism. Es un caso de estudio de una empresa que hace (casi) todo bien, y que bien merece una reflexión. No vamos a hablar de ropa ni de slow fashion ni de minimalismo… o sí, de todo eso y más. Sigue leyendo.

Ya sabéis que por aquí hablamos de minimalismo, de sostenibilidad, de ahorro, y a veces hasta de Slow Fashion, de ropa orgánica y en general de productos responsables. Pero nos cuesta mucho encontrar medios o empresas que intenten incorporar todos estos conceptos a la vez. Por eso nos ha sorprendido muy gratamente conocer esta marca que no es nueva pero está en plena evolución hacia un ejemplo de cómo sí hay que hacer las cosas: Minimalism.

Hemos conocido a Minimalism a través de esta interesante entrevista que les hicieron en el podcast de En Digital, y que os recomendamos escuchar. Realmente no es un podcast donde normalmente se traten los temas que nos gustan aquí, y que más bien se centran en temas de marketing digital, emprendimiento y e-commerce. Pero sin ser el objetivo principal del podcast, en la entrevista hacen un buen repaso al origen y evolución de la marca, los valores detrás del negocio, los problemas y las fortalezas que han ido desarrollando con el tiempo.

¿Qué es Minimalism?

Se podría decir que es una empresa que vende productos minimalistas, pero no lo es. Más bien es una empresa que vende productos básicos basados en un estilo de vida minimalista y sostenible (que no es lo mismo que hacer productos minimalistas). Sobretodo, es una empresa fundada por dos personas (Víctor Rodado y Pepe Martín) con una filosofía de vida común basada en el minimalismo y la sostenibilidad, y que trasladan a todo lo que hace su marca, Minimalism.

Minimalism vende carteras, mochilas, camisetas y sudaderas (de momento) producidas de manera responsable, con materiales orgánicos y con el mínimo impacto posible. Defienden el consumo responsable y el lema de “si no lo necesitas, no lo compres”. Y aún así la gente les compra, que por algo será.

Los creadores de Minimalism entienden el minimalismo no como carencia o reducción de objetos materiales, sino como utilidad, lo que encaja totalmente con nuestra idea de Esencialismo: no se trata de que sea simple o soso, sino de que tenga exactamente lo que necesitas y te aporta valor. Ni más ni menos.

Empresa transparente

La venta de productos básicos es uno de los pilares de Minimalism, pero otro yo diría que es ser productores de contenido. Son una empresa totalmente transparente, y publican la mayoría de los datos que muchas otras empresas no publicarían jamás: producción, facturación, gasto en publicidad y captación… creen firmemente en que ése es el futuro de todas las empresas (yo añado: ojalá…), y para ello cuentan con un blog y un podcast (Open startups) donde animan a otras empresas a sumarse a esta idea.

Bueno, bonito, responsable y… asequible

La idea detrás de los productos de Minimalism no es hacer productos perfectos con un precio muy elevado, ni vender mucho y barato aunque sean productos básicos. Intentan crear productos de calidad, duraderos y asequibles. Esto implica, en su caso, fabricar en países como Bangladesh, a la vez que garantizan que las condiciones de fabricación son justas. Cuentan con certificados que avalan tanto la calidad y sostenibilidad de los materiales como la responsabilidad de las condiciones de fabricación – de hecho, en el podcast hay una reflexión interesante sobre la sostenibilidad de fabricar en empresas en Occidente cuando la materia prima se produce en Asia, y merece la pena escucharlo, porque son problemas bastante complejos y que no tienen soluciones obvias.

No todo es fácil

Uno de los retos a los que se enfrenta Minimalism es conseguir que los clientes valoren sus productos y lo que suponen. Es un problema habitual que seguramente habréis experimentado tanto si alguna vez habéis producido algún producto con estos valores de sostenibilidad detrás, como si sois consumidores habituales de este tipo de productos. De hecho, es un problema clave a resolver, y que requiere de unas habilidades importantes de comunicación, a los que se dedica gente como Alba Sueiro Román. No es sencillo hacer que todo el mundo entienda que una prenda puede ser más cara que otra, pero que ese coste incluye muchas más cosas además del producto en sí: el impacto en el medio, las condiciones en las que se ha fabricado, e incluso los valores detrás de la propia marca.

Vamos a poner “peros”

Para que esto no sea un artículo de peloteo a Minimalism, por bien que hagan las cosas, un par de “peros”:

  • De momento no hacen productos para mujeres, porque “los hombres necesitan menos cosas”: hamijos, las mujeres no necesitan más cosas… es la sociedad de consumo la que se empeña en hacernos creer que sí, porque necesita consumidores. De hecho, cada vez se intenta hacer creer a los hombres que necesitan tanto como las mujeres. El minimalismo es para todos. De verdad.
  • Fabrican productos con plásticos reciclados: como ya os contamos en nuestro artículo sobre ropa sostenible y reciclada, no es lo mismo orgánico que reciclado que sostenible, y reciclar tóxicos… produce tóxicos reciclados. Así que a nosotros no nos convencen las prendas de plástico (como el cortavientos), por sostenibles y recicladas que sean.

Extendiendo el mensaje

Una de las claves que se comentan en la entrevista (y a la que por cierto, no sé si se le da toda la relevancia que tiene) es el enorme impacto que tiene en las fábricas que empresas como Minimalism decidan fabricar allí con estas exigencias en cuanto a materiales, proceso y condiciones de fabricación.

Que una empresa imponga estas condiciones supone lo siguiente:

  • Que la fabricación justa y sostenible sea una realidad (y esto abre la puerta a que los trabajadores busquen empleos en fábricas de este tipo, y no de las otras)
  • Que proliferen fábricas que cumplan con estos criterios, al haber una demanda
  • Que otras muchas empresas puedan fabricar en estas condiciones, al sumarse a la producción en fábricas que ya las cumplen
  • Que la producción responsable de ciertas marcas sean garantía y referente para que otras empresas decidan fabricar del mismo modo

 

De hecho, para los fundadores de Minimalism, el futuro es la total transparencia por parte de las marcas y exigencia en cuanto al origen y la producción por parte de los consumidores, lo que nos encantaría que fuera real… aunque posiblemente se quede en una idea minoritaria y para un sector concreto, como pasa a día de hoy. No sé, tal vez haya que ser más idealista… ¿creéis que el futuro será así? Sería bonito 🙂

La entrada Minimalism Brand: Así, sí se publicó primero en Esencialistas.

]]>
https://esencialistas.com/minimalism-brand-asi-si/feed/ 2
Posts recomendados – Noviembre 2019 https://esencialistas.com/posts-recomendados-noviembre-2019/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=posts-recomendados-noviembre-2019 https://esencialistas.com/posts-recomendados-noviembre-2019/#respond Fri, 29 Nov 2019 13:05:18 +0000 https://esencialistas.com/?p=531 ¡Otro mes que se pasa! Se acaba Noviembre, se acaba la época de castañas asadas y llega la época de turrones y polvorones. También llega la época de consumir hasta morir, pero los Esencialistas estamos preparados, ¿verdad? 😉 Mientras tanto, para amenizar la espera compartimos con vosotros los artículos que más nos han gustado este

La entrada Posts recomendados – Noviembre 2019 se publicó primero en Esencialistas.

]]>

¡Otro mes que se pasa! Se acaba Noviembre, se acaba la época de castañas asadas y llega la época de turrones y polvorones. También llega la época de consumir hasta morir, pero los Esencialistas estamos preparados, ¿verdad? 😉

Mientras tanto, para amenizar la espera compartimos con vosotros los artículos que más nos han gustado este mes:

 

Y tú, ¿nos recomiendas algún artículo este mes? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

La entrada Posts recomendados – Noviembre 2019 se publicó primero en Esencialistas.

]]>
https://esencialistas.com/posts-recomendados-noviembre-2019/feed/ 0
Black Friday: ¿comprar o no comprar? https://esencialistas.com/black-friday-comprar-o-no-comprar/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=black-friday-comprar-o-no-comprar https://esencialistas.com/black-friday-comprar-o-no-comprar/#respond Mon, 25 Nov 2019 08:06:20 +0000 https://esencialistas.com/?p=527 Si vivís en el Planeta Tierra, supongo que ya sabréis que se acerca el Black Friday. Lo que hace unos años era un término que no significaba nada fuera de EEUU, ahora se ha convertido en una especie de orgía de consumismo desenfrenado que empieza a primeros de Noviembre y va en aumento hacia un

La entrada Black Friday: ¿comprar o no comprar? se publicó primero en Esencialistas.

]]>

Si vivís en el Planeta Tierra, supongo que ya sabréis que se acerca el Black Friday. Lo que hace unos años era un término que no significaba nada fuera de EEUU, ahora se ha convertido en una especie de orgía de consumismo desenfrenado que empieza a primeros de Noviembre y va en aumento hacia un nivel absurdo hasta el día clave, el 29 de Noviembre este año (va cambiando).

Entre los miles de mails y campañas anunciando ofertas de todo tipo -en un intento desesperado de separarte de tu dinero- hay también muchas voces que llaman a no comprar nada en esta fecha tan comercial, especialmente entre los medios que apoyan un estilo de vida minimalista y sostenible:

  • Alba Sueiro Román, por ejemplo, recomienda en este artículo no hacer rebajas si tienes una marca responsable
  • En Infantopía también abordan este tema desde la perspectiva de la crianza minimalista
  • En su Instagram, Marta de Plantea en Verde nos recuerda que si hay alguna relación entre compras y felicidad, es inversamente (y no directamente) proporcional

 

En fin, como aquí somos mucho de argumentar y razonar antes de tomar decisiones, a continuación os damos nuestros motivos a favor y en contra de comprar en el Black Friday, para que decidáis de acuerdo a vuestra situación y vuestra conciencia.

¿Por qué no comprar en el Black Friday?

Porque es un evento que materializa el consumismo más descarnado, la compra impulsiva y el gasto sin criterio. Tienes la opción de no comprar nada a modo de protesta contra una sociedad basada en esta idea que es destructiva en sí.

Porque los que hacen ofertas en este día son normalmente las grandes empresas y las multinacionales. Sí, precisamente esas que hacen un uso indiscriminado de recursos y que basan su negocio en la venta a gran escala, sin tener en cuenta su impacto en el planeta e ignorando las condiciones de las personas que producen aquéllo que ellos venden. Y que además suelen trasladar sus descuentos a los individuos más débiles de la cadena, recortando los beneficios de los productores de materias primas o de las fábricas en países desfavorecidos. Las marcas sostenibles y los productores responsables normalmente no pueden permitirse hacer este tipo de descuentos tran agresivos, ya que su negocio de esta manera a veces ni siquiera sería rentable.

Porque como buenos Esencialistas creemos que la compra impulsiva y porque sí no tiene sentido, ya que complica tu vida en lugar de simplificarla, perjudica tus finanzas personales y te hace perder el foco sobre las cosas que de verdar importan (y que, curiosamente, no suelen ser materiales). Acumular más trastos sólo porque son baratos (si no los necesitas, realmente lo que son es muy caros) va en contra de todo lo que defendemos ya que ni es minimalista, ni es sostenible, ni favorece tu ahorro ni te ayuda a avanzar hacia el objetivo de Independencia Financiera. Un combo ganador, vamos.

¿Por qué comprar en el Black Friday?

Porque del mismo modo que intentamos desincentivar la compra impulsiva, sí apoyamos las decisiones de compra meditadas y reposadas. Si hace tiempo que tienes una necesidad, has valorado alternativas y has decidido ir adelante con tu decisión de compra, tal vez puedas encontrar buenas ofertas que te ayuden a ahorrar en algún producto que de todos modos ibas a comprarte.

Porque asegurar que todas las compras sean absolutamente sostenibles y todos los productos cumplan con todos los criterios y estándares de ecología y sostenibilidad no es realista. Al final siempre acabarás comprando algo a alguna multinacional, porque no tienes una alternativa que te convenza o no te la puedes permitir. Si vas a comprarte el robot de cocina del Lidl, al menos puedes pagar menos de lo que pagarías si lo compraras en otra fecha, y menos dinero que se lleva Lidl, más para tu bolsillo (seguro que eres capaz de dar un uso a ese dinero mucho más ético que ellos).

Porque realmente sí hay marcas sostenibles que hacen ofertas en el Black Friday, a veces porque se lo pueden permitir y otras veces porque realmente sí les reporta un beneficio hacer su producto un poco más accesible puntualmente. Aprovechar una oferta te puede ayudar a conocer productos que normalmente no puedes costear, usarlos, recomendarlos y ayudar a hacerlos más conocidos, ya que uno de los problemas de las marcas responsables es que a veces no se habla de ellas fuera de círculos especializados.

¿Y nosotros?

Pues la verdad es que no creemos que vayamos a comprar nada en el Black Friday de este año. En nuestro caso no es por activismo ni nada muy noble, sino simplemente porque no necesitamos comprar nada. Y los Esencialistas somos así de locos, si no necesitamos algo no lo compramos. Bueno, ayer compramos un abrelatas, que la semana pasada por poco nos quedamos sin cenar por no tener uno. No sé si cuenta.

Y tú, ¿tienes pensado comprar algo en el Black Friday este año? Si no vas a comprar nada, ¿cuáles son tus motivos? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

La entrada Black Friday: ¿comprar o no comprar? se publicó primero en Esencialistas.

]]>
https://esencialistas.com/black-friday-comprar-o-no-comprar/feed/ 0
¡Estamos en los medios! https://esencialistas.com/estamos-en-los-medios/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=estamos-en-los-medios https://esencialistas.com/estamos-en-los-medios/#comments Thu, 21 Nov 2019 08:01:30 +0000 https://esencialistas.com/?p=522 Como Warhol decía, todo el mundo tiene derecho a sus 15 minutos de fama. Cumpliendo esta regla a rajatabla, aquí estamos los Esencialistas haciendo apariciones estelares (¡yay!) en la radio y la prensa. El movimiento FIRE ha tenido mucha atención de los medios durante las últimas semanas, y desde algunas publicaciones nos han preguntado sobre

La entrada ¡Estamos en los medios! se publicó primero en Esencialistas.

]]>

Como Warhol decía, todo el mundo tiene derecho a sus 15 minutos de fama. Cumpliendo esta regla a rajatabla, aquí estamos los Esencialistas haciendo apariciones estelares (¡yay!) en la radio y la prensa.

El movimiento FIRE ha tenido mucha atención de los medios durante las últimas semanas, y desde algunas publicaciones nos han preguntado sobre nuestro estilo de vida y nuestro objetivo de ahorro para alcanzar la Independencia Financiera. En general, las preguntas suelen ser comunes: todo el mundo tiene las mismas dudas sobre cómo ahorrar, qué supone vivir con un objetivo de ahorro en mente, en qué invertimos nuestro dinero y a qué dedicamos el tiempo libre (je).

 

Tengo que reconocer que el audio de la entrevista en Radio Sintonía no lo he escuchado, porque cada vez que oigo mi voz grabada me dan ganas de esconderme debajo de la cama. Sin duda se me da mejor la palabra escrita (y no sé si es mucho decir). Pero estaremos encantados de leer vuestra opinión en los comentarios 🙂

La entrada ¡Estamos en los medios! se publicó primero en Esencialistas.

]]>
https://esencialistas.com/estamos-en-los-medios/feed/ 4
La pobreza como causa (y no como consecuencia) https://esencialistas.com/la-pobreza-como-causa-y-no-como-consecuencia/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=la-pobreza-como-causa-y-no-como-consecuencia https://esencialistas.com/la-pobreza-como-causa-y-no-como-consecuencia/#respond Tue, 12 Nov 2019 15:47:30 +0000 https://esencialistas.com/?p=514 Uno de los deportes nacionales en nuestro país (y seguramente en otros muchos, para qué nos vamos a engañar: en el fondo no somos tan diferentes unos de otros) es asumir que uno mismo siempre hace todo bien, mientras que todos los que hacen las cosas de una manera diferente son unos Patanes Ignorantes que

La entrada La pobreza como causa (y no como consecuencia) se publicó primero en Esencialistas.

]]>

Uno de los deportes nacionales en nuestro país (y seguramente en otros muchos, para qué nos vamos a engañar: en el fondo no somos tan diferentes unos de otros) es asumir que uno mismo siempre hace todo bien, mientras que todos los que hacen las cosas de una manera diferente son unos Patanes Ignorantes que Hacen Todo Mal. Este segundo grupo, además, se puede subdividir en dos:

  • A los que les van las cosas mal: consecuencia evidente de Ignorantes que Hacen Todo Mal, y les está bien empleado
  • A los que les van las cosas bien: no es que haya nada que aprender de ellos (ni nos planteamos que tal vez no estén tan equivocados), sino que a pesar de hacerlo todo mal, tienen mucha suerte

Es decir, se tiende a asumir que los éxitos de uno mismo son resultado directo de los méritos propios, mientras que los fracasos son culpa del destino. Curiosamente, a los demás les aplica a la inversa: todos sus males son consecuencia directa de su propia inutilidad, pero los éxitos son resultado de su (inmerecida) buena suerte, a pesar de su clara incompetencia.

Esto tiene una aplicación clara con el tema del ahorro: un sector de la poblacion asume que ahorrar es imposible (según ellos, causa definitiva de que ellos no consigan ahorrar nada), y los que consiguen juntar algo a fin de mes no es porque tengan un objetivo, un plan que revisan con frecuencia y una disciplina, sino que por las mañanas al abrir la nevera en vez de encontrarse un huevo y dos yogures, se encuentran un fajo de billetes. Sorpresa.

Pero a pesar de lo que pueda parecer, hamijos, hoy no venimos a quejarnos, sino a hacer un poco de autocrítica.

Hay una parte muy significativa de la población que apenas llega a fin de mes. Dentro de esta categoría, hay personas muy diferentes. Están los que tienen unos ingresos elevados pero de alguna manera consiguen fundírselo todo (esta gente se merece un capítulo aparte), pero también están los que consiguen sobrevivir o sacar adelante a una familia con un sueldo muy por debajo de lo que se merecen, a base de esfuerzo (esta gente se merece un monumento).

Pero también están los que, a pesar de encontrarse en una situación precaria y estar a una nómina de la insolvencia (y eso suponiendo que tengan nómina), no parecen tener ninguna preocupación por mejorar. Es gente que derrocha lo poco que tiene en caprichos totalmente prescindibles, y no dudan en gastarse los últimos 50 euros en cualquier estupidez. Gente que muestra una afición especial por lujos que no aportan nada, como ropa de marca o ir a la peluquería con más frecuencia que a la biblioteca, y que ante dos opciones similares eligen la cómoda en lugar de la barata. Supongo que todos estamos de acuerdo en que esta clase de gente, definitivamente, es responsable de su situación y tiene lo que se merece, ¿no?

Sin embargo, hace tiempo leí un artículo muy interesante que escribión Roger Senserrich para JotDown sobre el impacto sobre la capacidad de decisión de una persona que tiene el encontrarse en una situación precaria. Refleja una idea muy potente, que se plantea en los estudios de Sendhil Mullainathan y Eldar Shafir como se cuenta desde el Observatorio Social de La Caixa. El resumen es que hay que plantearse la pobreza no como consecuencia de una serie de malas decisiones, sino también como causa.

Es decir: es un hecho evidente que hay gente que toma decisiones estúpidas que los hunden aún más en la miseria. Sin embargo, hay que considerar esas decisiones junto con en el marco social de esas personas: se ha demostrado que las situaciones de estrés y angustia tienen un impacto directo en cómo el cerebro evalúa y decide, o dicho de otro modo, cómo encontrarte en una mala situación favorece que tomes decisiones que te hagan empeorar más, ya que la precariedad entorpece la planificación a medio plazo, y por el contrario da pie a decisiones impulsivas o de gratificación rápida. Esto explica comportamientos aparentemente irracionales, como pedir un crédito sobre otro crédito para cambiar un coche que funciona perfectamente, o gastar los últimos 30 euros en apuestas de BetWin.

Esta idea también se deja ver en otros muchos estudios sobre la pobreza, como por ejemplo el impacto de la educación y el ambiente en el comportamiento de las personas en situaciones vulnerableseste artículo de Politikon resume algunos de ellos.

A pesar de todo, no queremos dejar en el aire la idea de que nadie es responsable de sus acciones. Al revés, pensamos que la sociedad actual tiene una cierta tendencia a la inmadurez, y a intentar culpar a los demás (a la familia, a la clase política, al destino) de todos los males que sufrimos. Cada persona adulta tiene la posibilidad de tomar el contro de su vida, y asumir que la libertad de elegir conlleva también la obligación de hacer frente a las consecuencias de cada decisión libre.

Sin embargo, la realidad es compleja, y es necesario también dar un paso atrás antes de juzgar la pobreza y la precariedad desde una posición relativamente cómoda. Si el medio en el que se crece determina en gran parte el comportamiento a futuro, es responsabilidad de todos como sociedad el garantizar que cada persona tenga la oportunidad de desarrollarse en un ambiente favorable, independientemente de su condición de origen (cuidado, que favorable no significa nadando en dinero, sino con las necesidades básicas cubiertas y garantizadas por el Estado, como sanidad, educación y ocio). La pobreza es un círculo a veces difícil de romper, pero se ha demostrado que pequeñas acciones positivas pueden tener un impacto considerable en las personas, o dicho de otro modo, el ser humano tiene un potencial enorme, si se le libera del lastre que le supone una situación precaria.

La entrada La pobreza como causa (y no como consecuencia) se publicó primero en Esencialistas.

]]>
https://esencialistas.com/la-pobreza-como-causa-y-no-como-consecuencia/feed/ 0
¡Nos vamos de feria! (Biocultura 2019) https://esencialistas.com/nos-vamos-de-feria-biocultura-2019/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=nos-vamos-de-feria-biocultura-2019 https://esencialistas.com/nos-vamos-de-feria-biocultura-2019/#respond Fri, 08 Nov 2019 15:28:50 +0000 https://esencialistas.com/?p=511 Este año, como ya es tradición, nos hemos cogido el día libre para asistir a Biocultura. Para los que no lo conozcáis, Biocultura es una feria de productos ecológicos y consumo responsable que tiene cada año cita en varias ciudades de España. Nosotros nos apuntamos cada año a la edición de Madrid, que se celebra

La entrada ¡Nos vamos de feria! (Biocultura 2019) se publicó primero en Esencialistas.

]]>

Este año, como ya es tradición, nos hemos cogido el día libre para asistir a Biocultura. Para los que no lo conozcáis, Biocultura es una feria de productos ecológicos y consumo responsable que tiene cada año cita en varias ciudades de España. Nosotros nos apuntamos cada año a la edición de Madrid, que se celebra en los días próximos a la fiesta de la Almudena.

En Biocultura se puede encontrar un montón de productores y negocios relacionados con la ecología y la sostenibilidad. Hay una parte muy importante (casi un pabellón entero) dedicada a la alimentación, pero también hay zonas específicas de cosmética natural, crianza consciente, ropa, utensilios de cocina y menaje, e incluso construcción sostenible y bioedificación. En los stands se puede ver y tocar muchos de los productos que generalmente se compra online, y en la zona de alimentación es habitual probar todo tipo de comidas ricas, desde carne ecológica a semillas, quesos, bebidas vegetales y cerveza (sí, sí, que sea ecológico no significa que sea un rollo zen).

Hace algunos años, cuando la alimentación ecológica y la sostenibilidad no eran tan mainstream, Biocultura era un reducto de hippies comeflores. Ahora… pues también 🙂 (es broma: ahora por suerte no hace falta estar comprometido con ninguna causa para hacer de tu vida algo más sostenible). Así que no os asustéis, las rastas no son imprescindibles, y en la feria encontraréis sobre todo gente de la que no se diferencia del resto por la calle, y sólo de vez en cuando a alguno con un turbante.

Este año, al igual que el año pasado, la feria cuenta con dos pabellones en vez de uno sólo, con lo que hay mucho espacio para curiosear. Se nota que el sector está al alza y deja de ser minoritario, lo que creemos que es bueno para todo el mundo. También se nota que la luz y la climatización son mejores que otros años (lejos quedaron los pasillos estrechos atestados de gente y el calor insufrible). Nosotros solemos ir el viernes porque hay aún menos gente de lo normal, pero es razonable ir en fin de semana… ¡y aún estáis a tiempo! ¿Tenéis ya plan para el fin de semana? En muchos herbolarios encontraréis, además, descuentos para la entrada general.

En la edición de este hemos encontrado un montón de cosas interesantes:

  • La parte de ropa infantil ecológica ha crecido mucho, y hay un montón de puestos preciosos con prendas libres de tóxicos. Adiós, fast fashion; Hola, moda sostenible: bien pensada, bonita y duradera
  • Tal vez hemos parado poco por esa zona, pero sigue habiendo una parte interesante dedicada a la crianza, al porteo y a los juguetes de madera y no estructurados. Buena idea de cara a las Navidades, época del año en la que más basura de plástico se compra a los niños.
  • También hemos encontrado una oferta cada vez mayor de ropa y zapatos para adultos. En el pasado, la ropa ecológica se reducía a prendas muy básicas o con aspecto de túnica de monje budista. Hoy hay ropa que le da mil vueltas a los trapos de las grandes cadenas, perfectamente ponibles. Nosotros nos hubiéramos llevado TODO. Pero somos Esencialistas. No lo necesitábamos. Hemos sido fuertes. Snif.
  • Cada vez se ven más stands dedicados a la higiene femenina (sí, las copas menstruales y las compresas de tela). Lo que hace un tiempo era algo propio de locas new age, y ahora utilizan mujeres de todo tipo, para su propio bien y el del planeta. Para las Esencialistas de género femenino, si todavía os asustan un poco estas alternativas hippies a los productos industriales cargados de tóxicos, es buena idea darse una vuelta por los stands, donde os informarán muy bien.
  • Hemos encontrado también un par de stands de bioconstrucción. Ahora no tenemos necesidad porque nuestra casa ya está construida, pero si tenéis en mente algo así, o simplemente tenéis curiosidad, os lo contarán muy bien.
  • Y como siempre, hemos comido de maravilla, hemos probado caldos, chocolates y tés, hemos comprado frutos secos y tenemos el maletero lleno. Comprar comida es una licencia que sí nos permitimos 🙂

 

Como cada año, hemos encontrado a los productores que más nos gustan, pero no os recomendamos ninguno en particular, porque los que no conocemos seguramente son igual de buenos, así que lo que os sugerimos es que vayáis y os dejéis sorprender. ¿Os pasáis por el IFEMA?

La entrada ¡Nos vamos de feria! (Biocultura 2019) se publicó primero en Esencialistas.

]]>
https://esencialistas.com/nos-vamos-de-feria-biocultura-2019/feed/ 0
Un Mundo Feliz https://esencialistas.com/un-mundo-feliz/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=un-mundo-feliz https://esencialistas.com/un-mundo-feliz/#comments Mon, 04 Nov 2019 08:20:48 +0000 https://esencialistas.com/?p=506 A mediados del siglo pasado el Capitalismo y el Comunismo se medían las fuerzas desde los dos lados del Telón de Acero. No mucho antes, entre 1930 y 1950, dos escritores habían imaginado hacia dónde se dirigía la Humanidad. En el libro que publicó en 1949 y tituló 1984, George Orwell describió un futuro en

La entrada Un Mundo Feliz se publicó primero en Esencialistas.

]]>

A mediados del siglo pasado el Capitalismo y el Comunismo se medían las fuerzas desde los dos lados del Telón de Acero. No mucho antes, entre 1930 y 1950, dos escritores habían imaginado hacia dónde se dirigía la Humanidad.

En el libro que publicó en 1949 y tituló 1984, George Orwell describió un futuro en el que un estado totalitario ha tomado el control de la sociedad, y domina la vida, las acciones e incluso el pensamiento de los ciudadanos mediante el miedo, la violencia y la opresión. Aunque extremo y aterrador, el futuro distópico de Orwell se ha hecho realidad en algunos países actuales. Sin embargo (y por suerte) la mayoría de nosotros nunca llegaremos a ver algo así.

Por el contrario, Aldoux Huxley imaginó en su libro Un Mundo Feliz un futuro en el que el Hombre sería igualmente dominado, pero no mediante la fuerza y el terror, sino mediante el consumo y el ocio. En la sociedad ideada por Huxley, el Ser Humano está desarraigado de la naturaleza y ha perdido todo vínculo afectivo con su descendencia. La maternidad es aséptica y está completamente alejada de lo que antropológicamente sería natural. El estilo de vida es hiperconsumista y anti-sostenible («*…Si tus vestidos están rotos, tíralos. Tirarlos es mejor que remendarlos. Tirarlos es mejor que remendarlos…»), y no se concibe ninguna forma de ocio que no suponga un montón de parafernalia y gasto.

En el futuro de Orwell, cualquier intento de rebeldía es aniquilado sin miramientos. Sin embargo, en la sociedad de Huxley cualquier intento de romper con lo establecido es inicialmente aceptado, pero en realidad es absorbido, asimilado y disuelto hasta su completa desaparición, sin violencia y sin ruido.

(Nota que no sé si viene al caso: la asimilación de un rebelde fue el tema de uno de los primeros capítulos de la serie Black Mirror, de la que os recomendamos al menos la primera temporada, y en particular el capítulo Fifteen Million Credits. El episodio desarrolla de una manera un poco diferente el final de Un Mundo Feliz, aunque creo que no puedo contaros más sin hacer un montón de spoilers, así que si os interesa el tema, ya tenéis ideas de series y lectura para un rato.)

No hace falta ser un genio para ver las similitudes entre el Mundo Feliz y el mundo desarrollado actual. El futuro creado por Huxley es una caricatura del nuestro: los rasgos están claramente exagerados, pero el personaje se reconoce con facilidad.

Supongo que nadie querría tener que vivir en ninguna de las dos distopías, ni en una ni en otra (aunque si tuviera que elegir, claramente elegiría la de Huxley: mejor vivir felizmente drogado que sometido y acongojado). A día de hoy, en Occidente vivimos más en Un Mundo Feliz que en 1984.

Sin embargo, nuestra sociedad actual tiene una ventaja clara frente a la de Huxley: a pesar de que no es una sociedad perfecta, y que sus principios están lejos de ser ideales, tenemos una enorme capacidad de elección. Es posible vivir y aceptar la sociedad occidental, aprovechando las múltiples ventajas que tiene, y a la vez evitar muchos de sus problemas. Se puede disfrutar de sanidad, seguridad y educación y a la vez evitar el hiperconsumismo, aplicando criterios de consumo consciente y teniendo en cuenta la sostenibilidad de cada acto de compra. Es posible entrar en la rueda del capitalismo lo suficiente como para cubrir las necesidades básicas y más, hasta llegar al punto ideal en el que la riqueza deja de aportar más felicidad, y entonces tomar las riendas de la propia vida. Puedes elegir dejarte llevar por la corriente (cuesta menos esfuerzo no pensar) y vivir en Un Mundo Feliz, pero también puedes tomar conciencia de lo que estás eligiendo con cada decisión, y vivir en un mundo feliz de verdad.

Nota irrelevante

Cuando conocí al Esencialista con el que comparto mi vida, Un Mundo Feliz era uno de los libros que más me habían gustado de todos los que había leído hasta el momento. Su libro favorito era 1984.

La entrada Un Mundo Feliz se publicó primero en Esencialistas.

]]>
https://esencialistas.com/un-mundo-feliz/feed/ 2
Posts recomendados – Octubre 2019 https://esencialistas.com/posts-recomendados-octubre-2019/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=posts-recomendados-octubre-2019 https://esencialistas.com/posts-recomendados-octubre-2019/#respond Tue, 29 Oct 2019 11:58:17 +0000 https://esencialistas.com/?p=502 Llega el cambio de mes, y nosotros como siempre puntuales os traemos una recopilación de los artículos que más nos han gustado en Octubre. Estas últimas semanas han sido movidas para la comunidad FIRE, con un montón de publicaciones sobre Independencia Financiera. Aquí tenéis algunas: Para empezar, Magnet publicó un artículo explicando qué es el

La entrada Posts recomendados – Octubre 2019 se publicó primero en Esencialistas.

]]>

Llega el cambio de mes, y nosotros como siempre puntuales os traemos una recopilación de los artículos que más nos han gustado en Octubre. Estas últimas semanas han sido movidas para la comunidad FIRE, con un montón de publicaciones sobre Independencia Financiera. Aquí tenéis algunas:

  • Para empezar, Magnet publicó un artículo explicando qué es el movimiento FIRE (que por cierto, os trajo a muchos a Esencialistas, así que ¡bienvenidos!). Es un artículo básico para los que ya sabéis de qué va la Libertad Financiera, pero está bien resumido. Además, en los (muchos) comentarios podéis leer muchas de las críticas más frecuentes al movimiento, la mayoría de las veces basadas en ideas equivocadas que desde este blog intentamos enmendar con más o menos éxito
  • También en Magnet, Javier Lacort nos cuenta en este post cómo consiguió salir de la rueda de consumismo en la que estaba metido y tomó el control de sus finanzas personales. Doble mérito además, porque Javier es muy fan de Apple y eso es un vicio caro 🙂
  • Para poner el contrapunto, Javier Navarro nos habla en este artículo de El Blog Salmón de la gente con ingresos muy altos que a pesar de todo siguen siendo esclavos de sus empleos, para poder hacer frente a los enormes gastos que supone su nivel de vida. Lo que yo llamaría FDRN, es decir, Financial Dependence Retire NEVER. Esa gente debería leer Esencialistas de vez en cuando 🙂
  • Uno en inglés, pero muy interesante: Jacob, de Early Retirement Extreme, dejó de escribir su blog hace años, habiendo ya sentado una de las bases del movimiento FIRE alrededor de la frugalidad y el ahorro (un poquito hardcore para nuestro gusto, pero olé). Este mes ha escrito en Get Rich Slowly sobre qué ha hecho en los últimos 10 años. Spoiler: incluye cosas flipantes como aprender kendo o saber desmontar y montar relojes. Yo quiero ser como Jacob cuando sea mayor.
  • Y por último, un artículo de un blog que seguimos desde hace tiempo y es un buen complemento a lo que normalmente compartimos sobre ahorro, ya que cubre la poco habitual faceta de incrementar los ingresos: Ángel de Vivir al Máximo nos habla en este post de los 10 libros que cambiaron su vida. Las recomendaciones de Ángel son siempre muy interesantes y merece la pena echarle un vistazo (y estamos de acuerdo en que el primer libro que comenta es una patata). Por cierto, si no escucháis el podcast de Ángel, Una Vida a tu Medida, tenéis que empezar ya mismo a escucharlo.

Y tú, ¿nos recomiendas algún artículo este mes? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

La entrada Posts recomendados – Octubre 2019 se publicó primero en Esencialistas.

]]>
https://esencialistas.com/posts-recomendados-octubre-2019/feed/ 0
Nueve excusas para no sumarte al movimiento FIRE (y nueve argumentos para desmontarlas) https://esencialistas.com/nueve-excusas-para-no-sumarte-al-movimiento-fire-y-nueve-argumentos-para-desmontarlas/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=nueve-excusas-para-no-sumarte-al-movimiento-fire-y-nueve-argumentos-para-desmontarlas https://esencialistas.com/nueve-excusas-para-no-sumarte-al-movimiento-fire-y-nueve-argumentos-para-desmontarlas/#comments Fri, 25 Oct 2019 08:57:59 +0000 https://esencialistas.com/?p=497 El movimiento FIRE del que tanto se está hablando últimamente defiende la importancia de contar con tiempo libre frente al esfuerzo que supone mantenerse en el mercado laboral para pagar un consumo que aporta poco. Uno se imaginaría que la gran mayoría de la gente estaría de acuerdo con una premisa así, y sin embargo,

La entrada Nueve excusas para no sumarte al movimiento FIRE (y nueve argumentos para desmontarlas) se publicó primero en Esencialistas.

]]>

El movimiento FIRE del que tanto se está hablando últimamente defiende la importancia de contar con tiempo libre frente al esfuerzo que supone mantenerse en el mercado laboral para pagar un consumo que aporta poco. Uno se imaginaría que la gran mayoría de la gente estaría de acuerdo con una premisa así, y sin embargo, la idea de Independencia Financiera tiene una cantidad enorme de críticos.

Aquí recopilamos las excusas más frecuentes que hemos escuchado para no unirte a nosotros 🙂

“Es que a mí me gusta mi trabajo”

FIRE no te obliga a abandonar tu trabajo, sino que te proporciona la posibilidad de dejarlo si así lo deseas. Si tu trabajo actual te gusta, cuando puedas seguir haciéndolo por placer y no por la necesidad de llegar a final de mes, seguramente te gustará aún más.

Alcanzar la Libertar Financiera te permite dejar tu trabajo, del mismo modo que te permite continuar haciéndolo exactamente igual que antes, o cambiar a un horario más cómodo, o hacer algo similar pero que te interese igualmente, o hacer algo totalmente diferente y reinventarte por completo.

De hecho, seguir trabajando una vez alcanzado tu objetivo es un buen apoyo a tu seguridad financiera: a fin de cuentas, dejar un empleo tiene siempre un riesgo, y seguir sumando ingresos ayuda a mitigarlo, aunque sea a un ritmo mucho más bajo que con un salario común.

Yo personalmente creo que no dejaría de trabajar, pero priorizaría el tiempo con mi familia y haría un trabajo más creativo que el que hago ahora. Pero la opción de tocarte las narices es perfectamente legítima también.

“Es que sólo es posponer la felicidad al momento en que te jubiles”

Ahorrar nunca debería suponer el posponer tu felicidad. Optimizar el ahorro consiste en gastar en lo esencial y eliminar lo superfluo, que es precisamente aquéllo que no te aporta un valor real. Tu felicidad actual nunca debería estar basada en consumir, a pesar de lo que nos quieren hacer creer.

Para no perjudicar tu calidad de vida, tienes que eliminar únicamente los gastos que no te proporcionan nada. Eso sí, nadie puede tomar tus decisiones de ahorro por tí: cada cual tiene un criterio diferente sobre qué es necesario y qué no, o qué le supone una diferencia y qué no.

La idea no es sufrir con el objetivo de algún día acumular suficiente capital, sino cambiar de mentalidad, valorar lo que realmente importa y eliminar el resto. Esta filosofía de vida es suficientemente valiosa de por sí, y además tiene el efecto secundario de que te ayuda a ahorrar más dinero… ¡todo ventajas!

“Es que necesitas un sueldo millonario para conseguirlo”

Una cosa está clara, y es que el ahorro es la diferencia entre lo que se ingresa y lo que se gasta. Tienes la posibilidad de trabajar sobre estas dos variables: ingresos y gastos.

Con esta premisa, evidentemente cuanto más se ingrese, mejor. Sin embargo, el nivel de ingresos suele ser más complicado de aumentar, (aunque no imposible: depende de las habilidades de cada uno, de lo que sea capaz de hacer, del tiempo del que disponga…). El nivel de gastos, por el contrario, es algo mucho más controlable.

La Independencia Financiera no es un objetivo reservado a gente que ya es rica, sino que es algo alcanzable si se planifica bien, con un nivel de ingresos moderado. Optimizar el gasto es la clave en ese caso.

Pero la realidad es que también hay mucha gente con salarios de subsistencia: si tu preocupación es llegar a fin de mes, posiblemente no sea realista pensar en acumular una cantidad elevada de dinero suficiente como para vivir de las rentas, pero esto es incluso un motivo más fuerte para sumarte al movimiento, porque una racionalización del gasto tendrá como resultado una mejora muy significativa del ahorro.

“Es que es vivir como un mendigo para luego vivir como un pobre”

Bueno, eso depende de la manera en la que te plantees tu objetivo, y en qué bases tu felicidad.

Como comentamos siempre, se alcanza la Independencia Financiera en el momento en que ahorras un capital suficiente como para que el rendimiento pasivo soporte tus gastos. Aquí hay dos conceptos clave: nivel de ahorro y gastos.

De cara a cómo ahorrar, FIRE no dice nada: está en tu mano hacer los cambios necesarios en tu estilo de vida para seguir disfrutando a la vez que sales de la rueda de consumismo absurdo en la que vivimos todos. También tienes la opción de seguir viviendo a todo tren si ganas una cantidad ingente de dinero: el planeta no te lo agradecerá, pero mientras la diferencia entre ingresos y gastos sea positiva, estarás en el buen camino hacia la Independencia Financiera. En resumen, no es ningún requerimiento el vivir como un mendigo para ahorrar suficiente.

La segunda clave es que tienes que llegar al punto en que tus ingresos pasivos (o rentas) soportan tus gastos. Cuando más bajos sean estos gastos, más cerca estará tu objetivo. OJO CUIDAO que no hablamos de los gastos mientras vas ahorrardo, sino los gastos que tendrás una vez estés “jubilado”. Pero al igual que comentábamos antes, no se trata de comer papel de periódico y vivir debajo de un puente para conseguir subsistir con una miseria de ingresos, sino optimizar el gasto para no necesitar trabajar de más para cubrir caprichos que no te aportan.

Un punto importante que mucha gente no tiene en cuenta es que tu nivel de gastos una vez que alcances la libertad financiera no tienen por qué ser los mismos que los que tienes mientras trabajas para conseguirla. Cuando ya no dependes de un empleo, puedes actuar sobre muchas más variables en tu vida, como por ejemplo:

  • A lo mejor puedes vivir en un lugar más barato, ya que no necesitas estar cerca del trabajo
  • Tal vez no necesites dos coches, o tal vez puedas prescindir del coche por completo
  • Quizá no tengas que pagar guarderías, horarios ampliados, comedores escolares o gente que se ocupe de tus hijos

 

La planificación es clave, en cualquier caso.

“Es que ya no puedo gastar menos”

Puede que esto sea cierto, hay gente con un nivel de gastos muy optimizado y que ya no pueden recortar más sin perjudicar su calidad de vida. Pero me atrevo a decir que esto no es así en el 95% de las personas. Casi todo el mundo (y nos incluímos los Esencialistas, que tenemos que andar revisando porque nos vamos de madre de vez en cuando) tiene la posibilidad de mejorar su nivel de ahorro revisando los gastos frecuentes y poco importantes en los que incurre y trabajando sobre ellos.

Así que antes de afirmar algo así, es importante haber hecho el siguiente ejercicio:

  • Tener muy claro el balance de ingresos y gastos, al menos mensual/anual
  • Haber identificado todos los gastos y haber analizado si son realmente necesarios o aportan valor
  • Haber hecho un ejercicio de racionalización y haber fijado objetivos de ahorro o un presupuesto
  • Haber implementado el ejercicio anterior y haber evaluado si es sostenible en el tiempo, así como la mejora de ahorro

 

Si efectivamente es así, enhorabuena: esto no es una excusa para no sumarte al movimiento FIRE, sino que ya estás a bordo. Lo que pasa es que no te habías dado cuenta.

“Es que no trabajar es ser un vago / un parásito / un hippie comeflores”

Supongo que si alguien opina así es porque se lo ha hecho creer otro para el que trabaja, y que seguramente le paga menos de lo que merece. A mí me hace mucha gracia eso de realizarse a través del trabajo, que tiene un sentido, imagino, si eres médico o artista o salvas vidas de alguna manera, pero que es un grillete en el tobillo de todos los que trabajamos asalariados.

Eso por no decir, una vez más, que no necesitar un trabajo para vivir no significa que no puedas trabajar en lo que te guste, a cambio de dinero o no (eso cada cual según a lo que quiera dedicar su esfuerzo).

Por otro lado, no trabajar y vivir de las rentas no es ser un parásito, porque al menos en España los rendimientos del capital o los ingresos por activos inmobiliarios tributan, es decir, que aunque no vayas a la oficina de 9 a 5, pagas impuestos igualmente por lo que ingresas. También pagas IVA cada vez que compras, que por muy frugal que seas, puedes reducir el consumismo pero difícilmente puedes eliminar el consumo.

Hasta donde nosotros sabemos, a día de hoy no existe un paquete de ayudas públicas que te dé todo gratis si dejas de trabajar voluntariamente. Así que lamento comunicar que una vez se alcanza la Libertar Financiera, hay que seguir pagando como todo el mundo.

Lo de hippie es también opcional.

“Es que me aburriría sin hacer nada”

Ah, parece que te han vendido la idea de que las únicas opciones en la vida son trabajar como una mula o ver la tele. Es una suerte, porque si es tu caso, cuando descubras tooooodo lo que puedes hacer con tu tiempo libre, vas a alucinar. Por suerte, creo que un porcentaje muy pequeño de la gente piensa así, porque al menos toda la gente que conozco lo que necesita es tiempo, y lo que les sobran son ganas de hacer otras muchas cosas.

De hecho, uno de los problemas conocidos de dejar de trabajar es que a veces tienes tantas cosas que hacer que los gastos aumentan muchísimo. ¿Acaso te aburres o gastas menos dinero en vacaciones? Más bien suele ser al revés.

Una vez tienes todo el tiempo por delante, comienza el reto de saber ocuparlo con opciones de ocio menos consumistas, que también es un ejercicio que requiere un esfuerzo (dado que la sociedad occidental tiende a empujarte hacia el gasto constante).

“Es que dejar el trabajo es peligroso y no tener salario tiene un riesgo”

Si ahora mismo tienes un trabajo por cuenta propia o ajena, lamento darte una mala noticia: TU TRABAJO ACTUAL NO ESTÁ GARANTIZADO. La realidad y especialmente los últimos años de crisis ya se han ocupado de demostrarnos eso.

Es decir, que sí, tomar la decisión de dejar tu trabajo tiene un riesgo, pero no dejarlo tampoco te garantiza nada. Lo que está en tu mano es evaluar ese riesgo y dar el salto cuando consideres que es menor. Esto es algo que ya se han planteado muchos otros aspirantes a FIRE antes que nosotros, y sobre lo que escribió en detalle Guillem, de la Hormiga Capitalista en su artículo sobre la regla del 4%. De nuevo (volvemos a lo mismo una vez y otra), es necesario hacer unos buenos cálculos teniendo en cuenta los gastos futuros, y optimizar el ahorro en consecuencia.

Por supuesto que un buen plan de jubilación temprana tiene que tener en cuenta la posibilidad de imprevistos. En España tenemos la suerte inmensa de tener sanidad y educación públicas y garantizadas, pero en países en los que no es así (por ejemplo, en EEUU), es un factor a tener en cuenta. Evidentemente, nosotros nunca nos jubilaríamos sin considerar la necesidad de cubrir emergencias sanitarias o enfermedades inesperadas, o sin garantizar la educación de nuestros hijos. Esto no incluye lujos como una universidad privada cuando tienes opciones públicas equivalentes, por ejemplo.

“Es que la sociedad no sería sostenible si todo el mundo viviera así”

No, una sociedad basada en el consumismo desmedido no es sostenible si la gente no consume. Pero nosotros creemos firmemente en una sociedad basada en un consumo racional y sostenible. Que tenga en cuenta el medio ambiente y respete a las personas que producen todo aquéllo que compramos.

Los Esencialistas no somos monjes. No estamos en contra de comprar. Pero hay opciones de compra justas, que tienen en cuenta el impacto de la producción, que garantizan un precio razonable a los productores, que no tienen un precio bajo porque están basados en la explotación de los recursos y las personas. Se puede pagar 10 veces por una camiseta producida en estas condiciones en vez de comprar 10 camisetas que cuestan 10 veces menos a costa de todo lo demás.

Como siempre repetimos, se puede erradicar el consumismo, pero no el consumo. Haz de cada decisión de compra un voto 🙂

Y tú, ¿también tienes un “Esque” que te está bloqueando?

La entrada Nueve excusas para no sumarte al movimiento FIRE (y nueve argumentos para desmontarlas) se publicó primero en Esencialistas.

]]>
https://esencialistas.com/nueve-excusas-para-no-sumarte-al-movimiento-fire-y-nueve-argumentos-para-desmontarlas/feed/ 8