El factor latte

 

Hay una expresión en inglés, small leaks sink great ships, que viene a decir algo así como que pequeñas fugas hunden grandes barcos. Es una de estas frases que tienen múltiples aplicaciones, porque explica un principio básico de la vida, y es que pequeñas acciones repetidas una vez y otra tienen efectos mucho mayores de lo que tendría cada acción individual.

Así a bote pronto se me ocurren decenas de escenarios diferentes en los que esta expresión tiene sentido. Sin embargo, siendo Esencialistas un blog sobre ahorro y libertad financiera, nos interesa especialmente su aplicación a la economía personal. Y de eso hablamos hoy, del impacto que tiene la suma de múltiples pequeñas decisiones económicas en la salud financiera de cada uno.

Nuestra estrategia de inversión

Hablar de inversión en España es complicado, porque por algún motivo es un tema un poco tabú. Si comentas que inviertes tu dinero, la gente tiende a asumir inmediatamente que

  • o bien eres un imbécil que está arriesgando sus ahorros a lo loco
  • o bien eres un cerdo capitalista que sólo busca enriquecerse a costa de los demás.

Evidentemente, ninguna de las dos cosas tiene por qué ser cierta (al menos en la inversión no especulativa). De hecho, invertir tus ahorros es casi la única opción razonable para sacarles algo de rendimiento. La estrategia habitual más conservadora en nuestro país, que consiste en dejar el dinero en el banco, en estos tiempos de tipos bajos es similar a guardar agua en un cubo con un agujero. Progresivamente vas perdiendo poder adquisitivo, y con suerte podrás igualar la inflación. La inversión, sea del tipo que sea (inmobiliaria, o en bolsa) es la manera más sencilla de conseguir un ingreso pasivo, y puede marcar la diferencia entre alcanzar la Independencia Financiera o tener que trabajar toda la vida.

La inflación del estilo de vida

O cuando te paras a mirar hacia atrás y ves que llevas una temporada haciendo el idiota y ni te habías dado cuenta… económicamente hablando. Sí, nos ha pasado.

Uno de los muchos beneficios de mantener un balance anual es que puedes tracear cómo evoluciona tu nivel de ahorro en el tiempo. Así fue como pudimos comprobar que habíamos ahorrado más o menos la misma cantidad durante los últimos 9 años. Qué bien, hemos conseguido mantener un nivel alto de ahorro durante ¡9 años! Un momento… pero la inflación en España está estancada hace tiempo. Y en los últimos años hemos ido aumentando nuestros ingresos (tampoco mucho, para qué nos vamos a engañar, pero debería notarse algo). Si ingresamos más pero ahorramos lo mismo, sin ningún cambio sustancial en nuestra vida… ¡Horror! ¡Hemos sido víctimas de la inflación del estilo de vida!