Energía solar en casa (VI): Fotovoltaica en la práctica

¡Ya se acaba el verano! Viene el frío, los dias se acortan y llegan nubes de lluvia, y con todo ello empieza el descenso en la producción solar. Con Septiembre llega también el final de nuestra serie sobre energía solar en casa: hoy os traemos el último artículo, sobre temas prácticos de las instalaciones fotovoltaicas.

Te recordamos aquí todos los artículos anteriores, tanto si no los has leído (ya estás tardando) como si quieres disfrutarlos una vez más:

Ahorrar agua y energía es posible (con el grifo adecuado)

Pista: no, el de la foto no es el adecuado

Jamás me había planteado que un grifo fuera algo a lo que dedicar más de un minuto de reflexión, hasta que hicimos la reforma de nuestra casa. Para mí, un grifo era un objeto que accionando un mecanismo producía agua, punto (bueno, para ser justos, sí veía una diferencia sustancial entre uno monomando y uno antiguo con dos manetas separadas para agua fría y caliente, pero poco más).

Así que cuando llegó la hora de elegir qué grifos poner, la conversación fue más o menos así:

Los mejores blogs en inglés sobre Minimalismo e Independencia Financiera

Como suele ocurrir, muchos de los movimientos sociales que empiezan en Estados Unidos tardan unos años más en llegar hasta Europa, y cuando aquí están empezando, allí llevan ya un tiempo establecidos y consolidados. No podía ser menos con el movimiento minimalista y la Independencia Financiera (llamada en inglés FIRE, por «Financial Independence and Early Retirement»). Lo bueno es que siempre tenemos un filón de información interesante que buscar en inglés, y un montón de gente compartiendo información interesante.

Así que si quieres ver qué se cuece sobre Minimalismo e Independencia Financiera, te recomendamos echar un vistazo a estos blogs:

Pensando en el ahorro en términos de Interés Compuesto

Una creencia común -y errónea- es que la clave para tener un nivel alto de ahorro es tener un nivel alto de ingresos. Evidentemente, las dos cosas están relacionadas, pero ganar mucho no es condición suficiente para ahorrar mucho. Y de hecho ni siquiera es tan relevante como se suele pensar.

A la hora de la verdad, un factor tanto o más importante que los ingresos son los gastos. Y además, es un factor sobre el que tenemos mucho más control. Incrementar los ingresos siempre será positivo, pero en realidad es más importante saber ahorrar (y, sobretodo, saber sacarle una buena rentabilidad a lo ahorrado).

Dicho de una manera más simple: por mucho dinero que ganes, si lo derrochas en tonterías no llegarás nunca a acumular lo suficiente como para ser financieramente independiente. Sin embargo, unos ingresos relativamente bajos pero bien gestionados pueden dar lugar a unas rentas más que significativas, si sabes cómo hacer que generen el máximo interés posible.

Qué es un balance anual y por qué deberías tener uno

Como comentábamos en un artículo anterior, 2018 fue un año de gastos desbocados. Al comparar el balance anual de ingresos y gastos con el de otros años, y teniendo en cuenta las circunstancias especiales de cada uno (años con gastos en alquiler, años con gastos extraordinarios en viajes, años con gastos de tareas externalizadas…), me sorprendió mucho ver el nivel de gasto que teníamos a lo largo de la última década. Y eso teniendo en cuenta que en principio llevamos una vida de ahorro, minimalismo, sostenibilidad y, en definitiva, de Esencialismo.

Sin entrar a revisar las cuentas al detalle, se me ocurrió hacer una encuesta entre la gente cercana en situaciones parecidas, para comparar cuál es el gasto de una familia con nuestras circunstancias. Y <modo clickbait ON>… el resultado no te dejará indiferente.