Un Mundo Feliz

A mediados del siglo pasado el Capitalismo y el Comunismo se medían las fuerzas desde los dos lados del Telón de Acero. No mucho antes, entre 1930 y 1950, dos escritores habían imaginado hacia dónde se dirigía la Humanidad.

En el libro que publicó en 1949 y tituló 1984, George Orwell describió un futuro en el que un estado totalitario ha tomado el control de la sociedad, y domina la vida, las acciones e incluso el pensamiento de los ciudadanos mediante el miedo, la violencia y la opresión. Aunque extremo y aterrador, el futuro distópico de Orwell se ha hecho realidad en algunos países actuales. Sin embargo (y por suerte) la mayoría de nosotros nunca llegaremos a ver algo así.

Nueve excusas para no sumarte al movimiento FIRE (y nueve argumentos para desmontarlas)

El movimiento FIRE del que tanto se está hablando últimamente defiende la importancia de contar con tiempo libre frente al esfuerzo que supone mantenerse en el mercado laboral para pagar un consumo que aporta poco. Uno se imaginaría que la gran mayoría de la gente estaría de acuerdo con una premisa así, y sin embargo, la idea de Independencia Financiera tiene una cantidad enorme de críticos.

Aquí recopilamos las excusas más frecuentes que hemos escuchado para no unirte a nosotros 🙂

No, los FIRE no somos unos pijos (y aquí explicamos porqué)

Últimamente en España se está hablando un poco más sobre el movimiento FIRE (ya sabéis, la búsqueda de la libertad financiera y la jubilación temprana). Y uno de los comentarios que hemos oído repetirse con más frecuencia es que es un movimiento de pijos y niños de papá que lo tienen todo fácil, a lo que quieren sumar el privilegio de no tener que trabajar para vivir.

El concepto de FIRE es tan amplio y flexible que abarca a una cantidad enorme de gente diferente, y por tanto seguro que también incluye a gente así. Sin embargo, ser rico no es condición necesaria para alcanzar la Independencia Financiera (aunque, evidentemente, ayuda. También ayuda que te toque la lotería, ya que nos ponemos).

Minimalismo con niños

Cuando no teníamos hijos me asustaba ver la cantidad de trastos que parecía requerir el criar a un cachorro humano. Recuerdo salones llenos de juguetes tirados, estanterías rebosando de cajas y muñecos y, en general, trastos y plástico por todas partes. Ese (y otros muchos factores que luego resultaron no ser parte de nuestra realidad) era uno de los motivos por los que no nos llamaba la atención tener niños en casa.

Algunos años y tres hijos después, lo que hemos comprobado es que la mayoría de las cosas “que hace todo el mundo” en general, y en relación a los hijos en particular, no son necesarias ni obligatorias, y de hecho es una muy buena idea cuestionarlas y pensar si se pueden hacer de una forma diferente.

El factor latte

 

Hay una expresión en inglés, small leaks sink great ships, que viene a decir algo así como que pequeñas fugas hunden grandes barcos. Es una de estas frases que tienen múltiples aplicaciones, porque explica un principio básico de la vida, y es que pequeñas acciones repetidas una vez y otra tienen efectos mucho mayores de lo que tendría cada acción individual.

Así a bote pronto se me ocurren decenas de escenarios diferentes en los que esta expresión tiene sentido. Sin embargo, siendo Esencialistas un blog sobre ahorro y libertad financiera, nos interesa especialmente su aplicación a la economía personal. Y de eso hablamos hoy, del impacto que tiene la suma de múltiples pequeñas decisiones económicas en la salud financiera de cada uno.

Cuando el dinero sí da la felicidad

Que el dinero no da la felicidad es una de las frases que más se habrán dicho a lo largo de la historia. Sin embargo, si alguien se lo creyera, no estaríamos todos como estamos haciendo el idiota a lo largo y ancho del mundo con el único objetivo de conseguir más pasta. Pero sólo faltaría que en un blog sobre Minimalismo fuéramos a defender semejante principio, así que permitidme modular un poco la frase: el dinero no da la felicidad… cuando ya tienes suficiente.

La clave está en el concepto de “suficiente”, que varía enormemente de una persona a otra. Como hemos comentado muchas veces por aquí, la independencia financiera se alcanza cuando los ingresos (pasivos) superan a los gastos, o dicho de otro modo, la riqueza de cada uno es la diferencia entre cuánto tiene y cuánto necesita. Por desgracia, la cantidad de ingresos es difícil de manejar, porque depende de montones de factores externos (cuánto te pagan, a qué te dedicas, cuántas horas puedes dedicar a trabajar). Sin embargo, cuánto necesitas para vivir como quieres, es decir, cuánto es “suficiente”, es un concepto que es subjetivo y está en gran medida bajo tu control.

Posts recomendados – Agosto 2019

 

¡Que se nos ha pasado Agosto! Este mes nos ha podido la pereza y el calor, pero aún así hemos tenido tiempo para leer muchas cosas interesantes. Así que, como más vale tarde que nunca, aquí tenéis una lista de los artículos que más nos han gustado en Agosto:

  • La sostenibilidad está de moda (por fin una moda que vale para algo) y eso se nota porque hay artículos y recursos por todas partes. En este artículo de El Comidista tenéis una buena recopilación de consejos para reducir los residuos y hacer una compra más sostenible y consciente. ¡Que no se diga que no tenemos información de sobra!
  • Como hace mucho que no hablamos de Independencia Financiera, os compartimos también un post de Invitiendo Poco a Poco donde Sheila comenta sus motivos para tener este objetivo como driver en su vida. Los subscribimos todos.
  • Ahora uno en inglés, pero que merece la pena leer: este mes, Michael Laurence nos habla en Get Rich Slowly de la relación entre dinero y felicidad, pero muy especialmente la relación entre los esfuerzos que hay que hacer para conseguir mucho dinero y la infelicidad. ¿Te parece que tu jefe es un amargado? Pues a lo mejor es verdad.
  • Nos salimos de la temática por una vez, para recomendaros la serie de artículos que Tim Urban comenzado a publicar en Wait But Why sobre la sociedad actual y cómo hemos llegado a donde hemos llegado. Prevemos meses de lectura interesante con laaaargos artículos como suele ser habitual en WBW.
  • Y por último, por si te lo has perdido, te dejamos aquí un enlace a nuestra serie de verano sobre energía solar. Porque nos ha quedado muy bien, porque es interesante y porque después de la teoría aún nos queda un artículo sobre temas prácticos que saldrá en breve 🙂

 
Y tú, ¿nos recomiendas algún artículo este mes? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!