Progreso de objetivos Esencialista 2019: Tercer trimestre

Ya han pasado tres cuartos del año, y de nuevo llega el momento de repasar cuánto nos hemos acercado o desviado de cumplir los objetivos que nos marcamos a principios de año. Como os hemos comentado en anteriores entregas, nos fijamos un objetivo de ahorro porque por avatares del destino habíamos tenido muchísimos gastos el año pasado, y a la vez tenemos que amortizar una deuda grandota de esas que empiezan por Hi y terminan por Poteca. Amortizar la deuda que tenemos es imprescindible para poder retomar de nuevo el camino de la inversión hacia la Independencia Financiera.

Lo malo es que ya sabéis, las bicicletas son para el verano y el verano es para gastar y gastar. Hace buen tiempo, hace calor, llegan las vacaciones y las ganas de hacer muchas cosas, y hamijos, aunque hay montones de planes de ocio gratuitos o muy baratos (creednos, somos expertos en eso), al final si estás todo el día de juerga acabas palmando pasta sí o sí.

Minimalista y sostenible: el Cuartel General Esencialista

minimalista

¡Al descubierto! ¡Sin filtros! ¡Sin Photoshop! ¡Sin sitio para nada porque es muy pequeño!

Cuando elegimos nuestra casa teníamos claro que queríamos un lugar acorde a nuestros principios básicos de Minimalismo, Ahorro y Sostenibilidad. Pero como siempre, la realidad es lo que ocurre mientras tú haces planes, así que acabamos en el lugar donde vivimos hoy, intentando hacer lo que podemos para combinar todos esos factores y simultáneamente sobrevivir en una ciudad grande con tres niños pequeños.

Como siempre estamos dando la tabarra con consejos y explicaciones y demás, hoy queremos enseñaros dónde y cómo vivimos (¡viva el destape!). Veréis que no son las típicas fotos perfectas de cuenta de Instagram, porque la idea es mostrar la realidad (vale, la realidad sin ropa sucia por el medio, eso nos lo tenéis que agradecer). Para que veáis, por un lado, que no somos perfectos ni mucho menos, pero por otro que es posible unir minimalismo y niños, para lo que ayuda mucho tener pocas cosas y mantener los espacios más o menos despejados. Y que incluso nos queda algo de tiempo para nuestras cosas, como el huerto. ¡Allá vamos!

Progreso de objetivos Esencialista 2019: Segundo trimestre

Seguimos avanzando el año, sin perder de vista nuestro objetivo para reducir el gasto en 2019. Por desgracia, hemos tenido algunos gastos extra que no nos han ayudado en nuestra tarea de devolver la ingente cantidad de pasta que debemos (ejem), pero al menos hemos controlado lo que estaba en nuestra mano, que ya es algo.

Ya han pasado 6 meses, y como siempre hacemos al final de cada trimestre, vamo a revisar los 4 sub-objetivos que definimos en Enero:

Minimalismo en el baño: Todo lo que NO necesitas (y lo que sí)

minimalismo_en_el_baño

Limpiar el baño es siempre un rollo, pero con menos trastos al menos acabas antes

Piensa en tu baño ideal. Piensa en el clásico baño de revista, ese que te gustaría tener en tu casa. Piensa en un lugar donde relajarte mientras te aseas, mientras te arreglas antes de salir a cenar, donde recuperas fuerzas con una ducha calentita después de un día agotador. Ese baño en el que estás pensando… ¿está lleno de trastos? En la repisa de la bañera o de la ducha, ¿hay 17 botes de champú y gel, la mitad de ellos medio vacíos? ¿Hay una estantería llena de botecitos, la mayoría de los cuales ya ni recuerdas para qué eran? En el cajón del mueble ¿hay 6 peines viejos, tres afeitadoras y setecientas muestras de cosméticos recogidos de los hoteles?

¿No?

Progreso de objetivos Esencialista 2019: Primer trimestre

Como ya os contamos por aquí, a principios de año nos fijamos como objetivo para 2019 reducir el gasto. El año pasado fue complicado y se nos descontroló un poco la cosa, así que decidimos volver a tomar las riendas del ahorro y asegurarnos de que cada paso que damos nos acerca un poco más a nuestro destino final: ¡la independencia financiera! (que traducido ahora mismo viene a ser: ¡devolver toda la pasta que debemos!).

Ya han pasado casi 3 meses (ay, Dios, no me hagáis pensar en lo rápido que pasa el tiempo), y como todos los libros de autoayuda recomiendan, es momento de parar y ver lo que hemos avanzado hasta ahora. Así que vamos allá, a revisar los 4 sub-objetivos que definimos en Enero:

Minimalismo: un documental sobre las cosas importantes

Como veis, a tope con los estrenos de la semana. Vamos a pasar por alto el hecho de que este documental se estrenó en 2015, hace ya casi 4 años. Que ser minimalista en vida pero maximalista en número de hijos (sólo 3, tampoco os vayáis a asustar) hace poco por la capacidad de ir al cine de vez en cuando.

Hace tiempo que tenía ganas de ver este documental, del que se está hablando mucho últimamente, imagino que porque el movimiento minimalista ya está bien anclado en EEUU y aquí, como todo, llega un poco más tarde. Aquí tenéis la ficha de IMdB.

Los Esencialistas hicimos todos los preparativos de rigor para ver el documental como Dios manda (es decir: a las tantas de la noche, cansados después de un día agotador, con la cocina sin recoger, con los niños desordenando el salón, etc). Tengo que decir que es nuestra forma habitual de ver cualquier cosa, así que no creo que influyera en la valoración final que es: psé.

Objetivo para 2019: gastar menos

En Esencialistas compartimos totalmente el propósito de año nuevo de Dilbert de no tomar decisiones importantes sobre la vida basadas en fechas aleatorias del calendario. Sin embargo, y haciendo una excepción, este año hemos decidido hacer un esfuerzo por reducir el gasto anual.

El motivo es que, al revisar el balance de 2018 (si no llevas un balance de este tipo, sin duda deberías llevarlo – ¡pronto tendremos un post dedicado a este tema!), el gasto se disparó el año pasado y el ahorro se nos vino abajo. En parte debido a cambios sustanciales en nuestra vida (casa nueva, algunos meses de excedencia, muchos pañales que comprar), pero una buena parte viene de gastos relativamente intrascendentes que, sumados, dan lugar a la catástrofe.

Cualquier aspirante a la independencia financiera que se precie sabe que tener el gasto controlado es una parte imprescindible del camino, y no únicamente tener unos ingresos elevados. Pese a lo que piensa la mayoría de la gente, los ingresos son relevantes sólo hasta cierta cantidad (evidentemente, si vives con salario de subsistencia no podrás nunca acumular lo suficiente como para obtener ingresos por rentas, pero ese mínimo es mucho menor de lo que se cree). Tener unos gastos reducidos contribuye en gran medida al ahorro que te lleva a ser financieramente libre (hablaremos más sobre este tema en un futuro cercano).

Y dicho esto, vamos al lío: