Progreso de objetivos Esencialista 2019: Segundo trimestre

Seguimos avanzando el año, sin perder de vista nuestro objetivo para reducir el gasto en 2019. Por desgracia, hemos tenido algunos gastos extra que no nos han ayudado en nuestra tarea de devolver la ingente cantidad de pasta que debemos (ejem), pero al menos hemos controlado lo que estaba en nuestra mano, que ya es algo.

Ya han pasado 6 meses, y como siempre hacemos al final de cada trimestre, vamo a revisar los 4 sub-objetivos que definimos en Enero:

Objetivo 1: Reducir el gasto en ocio (especialmente: en comer fuera)

Seguimos con nuestra buena racha, reduciendo las salidas innecesarias y reduciendo también los pedidos a domicilio. Ahora salimos cuando realmente queremos celebrar algo o invitar a alguien, y valoramos mucho más esos momentos.

También hay que reconocer que tenemos a dos niñas en edad de culo-inquieto, lo que nos ha reducido un poco el número de restaurantes a los que ir… cuando crezcan un poquito más y coman cosas exóticas a manos llenas, a lo mejor se nos dispara de nuevo el gasto. Pero valdrá la pena :). De momento nuestro mayor gasto es en VIPS, un lugar con camareros amables y alta tolerancia a las patatas fritas volando desde nuestra mesa en todas las direcciones.

Objetivo 2: Reducir el gasto en el supermercado

Continuamos con la buena racha. Tener a los niños algo más mayores nos facilita el poder ir al supermercado que nos gusta, que tiene buenos precios y muchos productos ecológicos asequibles. Y ya no necesitamos pedir la compra a casa, que de un modo u otro encarece bastante el total. Intentamos concentrar la compra en una vez a la semana, y nos sale alrededor de los 100€.

En ocasiones compramos productos algo más caros, pero si hacemos eso suele ser para cenar en casa algo especial en vez de salir fuera, así que las gallinas que entran por las que salen.

Objetivo 3: Reducir el gasto en ropa

Quitando algunas cosas poco significativas, y alguna prenda para niños que crecen como si les hubieran echado levadura, seguimos manteniendo a raya el gasto en ropa. Lo que compramos es generalmente necesario, nos gusta, es de buena calidad y pensamos utlizarlo durante mucho, mucho tiempo.

En paralelo, y para acercarnos aún más al minimalismo, vamos tirando o regalando cosas que no necesitamos, y las que se estropean no las reponemos si no es imprescindible.

Como nota de color, este año no hemos comprado zapatos (y tenemos para varios años con el stock actual). Sólo tenemos un zapatero en casa y no caben más, así que todo en orden.

Objetivo 4: Reducir el gasto en cosas para la casa

Éste ha sido el gasto que se nos ha desbocado. Hemos tenido que comprar algunos muebles que aún teníamos pendiente desde la mudanza, y pese a no ser muebles caros, han supuesto un gasto significativo. También hemos puesto una barandilla en la escalera, que ha tenido que ser a medida para no ocupar mucho en un espacio ya de por sí reducido.

Por suerte, esperamos que sean gastos one-shot, es decir, duelen una vez y listo 🙂

Y tú, ¿te has marcado algún objetivo para este año? ¿qué tal te está yendo? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *