Nueve excusas para no sumarte al movimiento FIRE (y nueve argumentos para desmontarlas)

El movimiento FIRE del que tanto se está hablando últimamente defiende la importancia de contar con tiempo libre frente al esfuerzo que supone mantenerse en el mercado laboral para pagar un consumo que aporta poco. Uno se imaginaría que la gran mayoría de la gente estaría de acuerdo con una premisa así, y sin embargo, la idea de Independencia Financiera tiene una cantidad enorme de críticos.

Aquí recopilamos las excusas más frecuentes que hemos escuchado para no unirte a nosotros 🙂

“Es que a mí me gusta mi trabajo”

FIRE no te obliga a abandonar tu trabajo, sino que te proporciona la posibilidad de dejarlo si así lo deseas. Si tu trabajo actual te gusta, cuando puedas seguir haciéndolo por placer y no por la necesidad de llegar a final de mes, seguramente te gustará aún más.

Alcanzar la Libertar Financiera te permite dejar tu trabajo, del mismo modo que te permite continuar haciéndolo exactamente igual que antes, o cambiar a un horario más cómodo, o hacer algo similar pero que te interese igualmente, o hacer algo totalmente diferente y reinventarte por completo.

De hecho, seguir trabajando una vez alcanzado tu objetivo es un buen apoyo a tu seguridad financiera: a fin de cuentas, dejar un empleo tiene siempre un riesgo, y seguir sumando ingresos ayuda a mitigarlo, aunque sea a un ritmo mucho más bajo que con un salario común.

Yo personalmente creo que no dejaría de trabajar, pero priorizaría el tiempo con mi familia y haría un trabajo más creativo que el que hago ahora. Pero la opción de tocarte las narices es perfectamente legítima también.

“Es que sólo es posponer la felicidad al momento en que te jubiles”

Ahorrar nunca debería suponer el posponer tu felicidad. Optimizar el ahorro consiste en gastar en lo esencial y eliminar lo superfluo, que es precisamente aquéllo que no te aporta un valor real. Tu felicidad actual nunca debería estar basada en consumir, a pesar de lo que nos quieren hacer creer.

Para no perjudicar tu calidad de vida, tienes que eliminar únicamente los gastos que no te proporcionan nada. Eso sí, nadie puede tomar tus decisiones de ahorro por tí: cada cual tiene un criterio diferente sobre qué es necesario y qué no, o qué le supone una diferencia y qué no.

La idea no es sufrir con el objetivo de algún día acumular suficiente capital, sino cambiar de mentalidad, valorar lo que realmente importa y eliminar el resto. Esta filosofía de vida es suficientemente valiosa de por sí, y además tiene el efecto secundario de que te ayuda a ahorrar más dinero… ¡todo ventajas!

“Es que necesitas un sueldo millonario para conseguirlo”

Una cosa está clara, y es que el ahorro es la diferencia entre lo que se ingresa y lo que se gasta. Tienes la posibilidad de trabajar sobre estas dos variables: ingresos y gastos.

Con esta premisa, evidentemente cuanto más se ingrese, mejor. Sin embargo, el nivel de ingresos suele ser más complicado de aumentar, (aunque no imposible: depende de las habilidades de cada uno, de lo que sea capaz de hacer, del tiempo del que disponga…). El nivel de gastos, por el contrario, es algo mucho más controlable.

La Independencia Financiera no es un objetivo reservado a gente que ya es rica, sino que es algo alcanzable si se planifica bien, con un nivel de ingresos moderado. Optimizar el gasto es la clave en ese caso.

Pero la realidad es que también hay mucha gente con salarios de subsistencia: si tu preocupación es llegar a fin de mes, posiblemente no sea realista pensar en acumular una cantidad elevada de dinero suficiente como para vivir de las rentas, pero esto es incluso un motivo más fuerte para sumarte al movimiento, porque una racionalización del gasto tendrá como resultado una mejora muy significativa del ahorro.

“Es que es vivir como un mendigo para luego vivir como un pobre”

Bueno, eso depende de la manera en la que te plantees tu objetivo, y en qué bases tu felicidad.

Como comentamos siempre, se alcanza la Independencia Financiera en el momento en que ahorras un capital suficiente como para que el rendimiento pasivo soporte tus gastos. Aquí hay dos conceptos clave: nivel de ahorro y gastos.

De cara a cómo ahorrar, FIRE no dice nada: está en tu mano hacer los cambios necesarios en tu estilo de vida para seguir disfrutando a la vez que sales de la rueda de consumismo absurdo en la que vivimos todos. También tienes la opción de seguir viviendo a todo tren si ganas una cantidad ingente de dinero: el planeta no te lo agradecerá, pero mientras la diferencia entre ingresos y gastos sea positiva, estarás en el buen camino hacia la Independencia Financiera. En resumen, no es ningún requerimiento el vivir como un mendigo para ahorrar suficiente.

La segunda clave es que tienes que llegar al punto en que tus ingresos pasivos (o rentas) soportan tus gastos. Cuando más bajos sean estos gastos, más cerca estará tu objetivo. OJO CUIDAO que no hablamos de los gastos mientras vas ahorrardo, sino los gastos que tendrás una vez estés “jubilado”. Pero al igual que comentábamos antes, no se trata de comer papel de periódico y vivir debajo de un puente para conseguir subsistir con una miseria de ingresos, sino optimizar el gasto para no necesitar trabajar de más para cubrir caprichos que no te aportan.

Un punto importante que mucha gente no tiene en cuenta es que tu nivel de gastos una vez que alcances la libertad financiera no tienen por qué ser los mismos que los que tienes mientras trabajas para conseguirla. Cuando ya no dependes de un empleo, puedes actuar sobre muchas más variables en tu vida, como por ejemplo:

  • A lo mejor puedes vivir en un lugar más barato, ya que no necesitas estar cerca del trabajo
  • Tal vez no necesites dos coches, o tal vez puedas prescindir del coche por completo
  • Quizá no tengas que pagar guarderías, horarios ampliados, comedores escolares o gente que se ocupe de tus hijos

 

La planificación es clave, en cualquier caso.

“Es que ya no puedo gastar menos”

Puede que esto sea cierto, hay gente con un nivel de gastos muy optimizado y que ya no pueden recortar más sin perjudicar su calidad de vida. Pero me atrevo a decir que esto no es así en el 95% de las personas. Casi todo el mundo (y nos incluímos los Esencialistas, que tenemos que andar revisando porque nos vamos de madre de vez en cuando) tiene la posibilidad de mejorar su nivel de ahorro revisando los gastos frecuentes y poco importantes en los que incurre y trabajando sobre ellos.

Así que antes de afirmar algo así, es importante haber hecho el siguiente ejercicio:

  • Tener muy claro el balance de ingresos y gastos, al menos mensual/anual
  • Haber identificado todos los gastos y haber analizado si son realmente necesarios o aportan valor
  • Haber hecho un ejercicio de racionalización y haber fijado objetivos de ahorro o un presupuesto
  • Haber implementado el ejercicio anterior y haber evaluado si es sostenible en el tiempo, así como la mejora de ahorro

 

Si efectivamente es así, enhorabuena: esto no es una excusa para no sumarte al movimiento FIRE, sino que ya estás a bordo. Lo que pasa es que no te habías dado cuenta.

“Es que no trabajar es ser un vago / un parásito / un hippie comeflores”

Supongo que si alguien opina así es porque se lo ha hecho creer otro para el que trabaja, y que seguramente le paga menos de lo que merece. A mí me hace mucha gracia eso de realizarse a través del trabajo, que tiene un sentido, imagino, si eres médico o artista o salvas vidas de alguna manera, pero que es un grillete en el tobillo de todos los que trabajamos asalariados.

Eso por no decir, una vez más, que no necesitar un trabajo para vivir no significa que no puedas trabajar en lo que te guste, a cambio de dinero o no (eso cada cual según a lo que quiera dedicar su esfuerzo).

Por otro lado, no trabajar y vivir de las rentas no es ser un parásito, porque al menos en España los rendimientos del capital o los ingresos por activos inmobiliarios tributan, es decir, que aunque no vayas a la oficina de 9 a 5, pagas impuestos igualmente por lo que ingresas. También pagas IVA cada vez que compras, que por muy frugal que seas, puedes reducir el consumismo pero difícilmente puedes eliminar el consumo.

Hasta donde nosotros sabemos, a día de hoy no existe un paquete de ayudas públicas que te dé todo gratis si dejas de trabajar voluntariamente. Así que lamento comunicar que una vez se alcanza la Libertar Financiera, hay que seguir pagando como todo el mundo.

Lo de hippie es también opcional.

“Es que me aburriría sin hacer nada”

Ah, parece que te han vendido la idea de que las únicas opciones en la vida son trabajar como una mula o ver la tele. Es una suerte, porque si es tu caso, cuando descubras tooooodo lo que puedes hacer con tu tiempo libre, vas a alucinar. Por suerte, creo que un porcentaje muy pequeño de la gente piensa así, porque al menos toda la gente que conozco lo que necesita es tiempo, y lo que les sobran son ganas de hacer otras muchas cosas.

De hecho, uno de los problemas conocidos de dejar de trabajar es que a veces tienes tantas cosas que hacer que los gastos aumentan muchísimo. ¿Acaso te aburres o gastas menos dinero en vacaciones? Más bien suele ser al revés.

Una vez tienes todo el tiempo por delante, comienza el reto de saber ocuparlo con opciones de ocio menos consumistas, que también es un ejercicio que requiere un esfuerzo (dado que la sociedad occidental tiende a empujarte hacia el gasto constante).

“Es que dejar el trabajo es peligroso y no tener salario tiene un riesgo”

Si ahora mismo tienes un trabajo por cuenta propia o ajena, lamento darte una mala noticia: TU TRABAJO ACTUAL NO ESTÁ GARANTIZADO. La realidad y especialmente los últimos años de crisis ya se han ocupado de demostrarnos eso.

Es decir, que sí, tomar la decisión de dejar tu trabajo tiene un riesgo, pero no dejarlo tampoco te garantiza nada. Lo que está en tu mano es evaluar ese riesgo y dar el salto cuando consideres que es menor. Esto es algo que ya se han planteado muchos otros aspirantes a FIRE antes que nosotros, y sobre lo que escribió en detalle Guillem, de la Hormiga Capitalista en su artículo sobre la regla del 4%. De nuevo (volvemos a lo mismo una vez y otra), es necesario hacer unos buenos cálculos teniendo en cuenta los gastos futuros, y optimizar el ahorro en consecuencia.

Por supuesto que un buen plan de jubilación temprana tiene que tener en cuenta la posibilidad de imprevistos. En España tenemos la suerte inmensa de tener sanidad y educación públicas y garantizadas, pero en países en los que no es así (por ejemplo, en EEUU), es un factor a tener en cuenta. Evidentemente, nosotros nunca nos jubilaríamos sin considerar la necesidad de cubrir emergencias sanitarias o enfermedades inesperadas, o sin garantizar la educación de nuestros hijos. Esto no incluye lujos como una universidad privada cuando tienes opciones públicas equivalentes, por ejemplo.

“Es que la sociedad no sería sostenible si todo el mundo viviera así”

No, una sociedad basada en el consumismo desmedido no es sostenible si la gente no consume. Pero nosotros creemos firmemente en una sociedad basada en un consumo racional y sostenible. Que tenga en cuenta el medio ambiente y respete a las personas que producen todo aquéllo que compramos.

Los Esencialistas no somos monjes. No estamos en contra de comprar. Pero hay opciones de compra justas, que tienen en cuenta el impacto de la producción, que garantizan un precio razonable a los productores, que no tienen un precio bajo porque están basados en la explotación de los recursos y las personas. Se puede pagar 10 veces por una camiseta producida en estas condiciones en vez de comprar 10 camisetas que cuestan 10 veces menos a costa de todo lo demás.

Como siempre repetimos, se puede erradicar el consumismo, pero no el consumo. Haz de cada decisión de compra un voto 🙂

Y tú, ¿también tienes un “Esque” que te está bloqueando?

8 comments
  1. Buen artículo.
    Hay que hacer esa labor divulgativa para que vaya calando en la gente (principalmente en los más jóvenes) como la lluvia fina.
    Enhorabuena!
    Un saludo.

    1. Hola Gonzalo!
      Nosotros también creemos que, aunque cada uno tiene la libertad de vivir como quiera, si este estilo de vida fuera más frecuente nos beneficiaríamos todos.

      Un saludo y gracias por pasarte!

  2. Me encanta, me estáis «captando», jeje, no sé si yo conseguiría la libertad financiera para poder jubilarme antes, ya que mi pareja tiene bastante pánico a lo de invertir y solo con aumentar el ahorro en estos momentos no lo veo factible… Pero solo por el tema de reducir consumo y ayudar al planeta merece la pena cambiar el estilo de vida, os sigo y me voy leyendo artículos atrasados, enhorabuena por el blog

    1. Hola Rocío!
      El único motivo para seguir escribiendo es que nos lea gente bonita como tú 🙂
      Nos alegra tenerte por aquí!

      Un abrazo!

    1. Hola Gonzalo!
      Muchas gracias por la recomendación! Tomamos nota, que además somos muy de escuchar podcasts y programas de radio 🙂
      Un saludo!

  3. Hola esencialistas!

    Muy interesante vuestro blog. He llegado a vosotros a través de dos personas diferentes que me lo recomendaron el mismo día (¡casualidades de la vida!).

    Leyendo algunos artículos veo que tenemos en común el minimalismo y la inversión indexada. Me gusta 🙂

    Sobre los «es que» del movimiento FIRE, hay uno muy interesante: «es que me aburriría sin hacer nada».

    En su libro «Digital Minimalism», Cal Newport habla sobre cómo sustituir los momentos de ocio de baja calidad que representan las redes sociales (y demás medios digitales) por otras alternativas de ocio de alta calidad. Precisamente, en uno de los capítulos habla sobre el movimiento FIRE y cómo representantes del movimiento como Mr.Money Mustache o Frugalwoods llenan su vida de actividad física y trabajos manuales que reportan una gran satisfacción cuando se finalizan.

    Os dejo por aquí la entrevista que le hizo Mad Fientist a Cal Newport hace unas semanas donde dedica una parte a hablar de este tema: https://www.madfientist.com/cal-newport-interview/

    Muy recomendable.

    Un saludo,
    Alejandro

    1. Hola Alejandro!

      Pues encantados de tenerte por aquí… por doble vía, jeje.

      Tomamos nota de la entrevista de Mad Fientist… conozco el podcast pero ésa en particular no la había escuchado. Totalmente de acuerdo con la idea de buscar ocio de calidad frente a pasar el tiempo (yo no quiero que se me pase!). Nosotros seguimos tanto a Mr. Money Mustache como a Frugalwoods, y sin ser tan hardcore como ellos que se construyen trozos de su propia casa, intentamos hacer casi todo lo que podemos nosotros. Ahora vamos un poco más pillados de tiempo, por desgracia, pero hacer las cosas tú mismo no sólo es más barato, sino que además te ayuda a ganar habilidades. Y sirve de gimnasio gratis!

      Un saludo y esperamos verte por aquí a menudo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *