Minimalismo: rentabilizando lo innecesario con Wallapop

No, este post no está patrocinado. Puedes sustituir «Wallapop» por el medio de compra/venta de segunda mano que más te guste

Lo reconozco, los Esencialistas tenemos un trastero enorme lleno hasta los topes de cosas. Tenemos objetos de todo tipo, desde artículos para bebés, ropa, electrónica y hasta coches. Nuestro trastero es enorme pero no ocupa nada de espacio, y además nos genera un ingreso extra de vez en cuando. Sí, se veía venir: nuestro trastero se llama Wallapop, y es el mejor invento desde que a alguien se le ocurrió ponerle un palo a un trapo e inventó la fregona.

Si has utilizado Wallapop, imagino que ahora mismo estarás blasfemando bajito y recordando todas las veces que te ha hecho perder el tiempo, todos los infraseres con los que has tenido que tratar y lo mal, mal que funciona el chat. Y todo esto es cierto: la app de Wallapop dista mucho de ser perfecta. Sin embargo, al igual que Craigslist en Estados Unidos, y a pesar de no haber inventado nada nuevo (Segundamano llevaba ya años en España cuando llegó), Wallapop ha tenido el acierto de facilitar mucho las transacciones y atraer a una comunidad enorme de usuarios, que es realmente lo que aporta valor en un mercado de segunda mano.

Vender en Wallapop

Si estás en proceso de pasarte al minimalismo, como comentábamos en nuestro último post, ya habrás notado lo difícil que resulta tirar cosas, especialmente si ves que están en buen estado. Esta actitud es natural, y de hecho es positiva: está bien que seas reacio a tirar cosas que aún tienen vida útil por delante. Pero si piensas que estas cosas las va a usar otra persona -y, mejor aún, si vas a recibir algún beneficio a cambio-, la decisión de desprenderte de ellas es mucho más fácil. Vender las cosas que no quieres te libera a tí y le aporta un valor a otra persona, y además es la alternativa más sostenible (reutilizar es infinitamente más ecológico que reciclar).

Sin embargo, no todo se puede vender en Wallapop. Hay cosas que tienen mucha demanda, y otras nada de nada, y no siempre parece lógico o racional. Los artículos de bebés suelen estar en muy buen estado, porque generalmente se usan poco, y sin embargo la gente es muy reacia a comprarlos de segunda mano (el porqué no lo entendemos, aunque probablemente sea porque hay un montaje enorme enfocado a hacerte gastar mucho dinero en cosas nuevas para niños). Parece haber bastante demanda de objetos relativamente antiguos o vintage. Curiosamente, hay un buen mercado para móviles usados y electrónica en general, incluso para equipos antiguos, ya que hay gente que parece buscar piezas para reparar sus propios equipos. Y luego está la gente que pone precios absurdos por objetos que se pueden comprar incluso más baratos en Amazon.

Aquí el consejo general es el siguiente: antes de vender algo en Wallapop, busca artículos similares y revisa lo siguiente:

  • Si hay muchos o pocos en oferta
  • Qué precio medio tienen (para artículos idénticos, veras muchos con un precio similar, algunos al doble y algunos casi regalados: a veces es incomprensible
  • En qué estado están (¿el tuyo está mejor o peor que los que se ofrecen?
  • Dónde los venden: para ciertos artículos que se envían con dificultad, la cercanía es una ventaja que puedes aprovechar

Una vez realizada esta investigación, nuestra recomendación que es pongas el artículo a la venta más barato que el resto de objetos similares en las mismas condiciones. Asumimos que quieres librarte de ese objeto -no necesariamente gratis-, pero no se trata de exprimir a otra persona, sino de facilitar un intercambio que beneficie a los dos. Si quieres vender rápido, una buena oferta te facilitará mucho la venta.

Ahora que ya has publicado el anuncio, viene la parte interesante: lidiar con los posibles compradores. Si tienes suerte, alguien estará interesado, te contactará, posiblemente te hará una oferta con la intención de bajar un poco el precio, y podréis quedar para completar la venta. Esto sería lo ideal, y en muchos casos será así (no hay que perder la fe en el ser humano), pero en muchas ocasiones también te encontrarás con la siguiente fauna:

  • Gente que te pregunta si sigues vendiendo el objeto en cuestión. Cuando contestas que sí, nunca más vuelves a saber de ellos
  • Gente que te hace una oferta a la baja, la aceptas, y aún así nunca más vuelves a saber de ellos
  • Gente que te contacta, acordáis un precio, quedáis a una hora concreta en un lugar y nunca más vuelves a saber de ellos
  • Gente que te regatea, les informas de que no te interesa su oferta, e insiste, insiste e insiste en que les bajes el precio con todo tipo de argumentos y estratagemas
  • Gente directamente chunga

Si al negociar la venta detectas alguno de los dos últimos casos, nuestro consejo es que los evites: hay gente con la que no merece la pena tratar. Aún así, por si no los detectaras a tiempo, lo más recomendable es quedar siempre en un sitio público y nunca directamente en tu casa. Tengo que decir que en los años que llevamos vendiendo cosas en Wallapop nunca nos hemos encontrado con nadie así, pero nunca está de más tomar precauciones.

Lo que sí nos hemos encontrado alguna vez son los que quedan contigo pero te dejan tirado. Para minimizar el impacto de esto, es importante quedar siempre en un sitio que te venga bien, de manera que si finalmente no aparece el comprador, al menos no hayas tenido que desplazarte (bastante es ya perder el tiempo como para que encima te suponga un gasto el desplazamiento). Esto te facilita también que si la persona con la que has cerrado la venta se empeña en bajarte el precio en el mismo momento de la transacción, puedas sencillamente decir que no y marcharte (esto es más molesto si has tenido que ir hasta un lugar lejos de tu casa).

Por último, hay mucha gente que te contacta pero por algún motivo parece cambiar de opinión, o termina por comprar otra cosa o comprársela a otra persona: para evitar esto, lo mejor es quedar lo antes posible tan pronto como lleguéis a un acuerdo en el precio, sin cambiar la fecha ni replanificar. Mucha gente compra de manera impulsiva, o contacta a muchos vendedores a la vez, y si esperas varios días simplemente se lo compran a otro.

Comprar en Wallapop

Hay muchos motivos para no comprar, pero si aún así estás convencido de que necesitas comprar algo, mirar primero en el mercado de segunda mano es la mejor opción. En Wallapop se vende de todo (lo que no significa que tenga sentido comprar cualquier cosa, claro). Comprar algo de segunda mano es una idea especialmente buena cuando no estás seguro de la utilidad que podrás sacarle a algo: aunque estés convencido de que querrías tenerlo nuevo, no viene mal comprar primero algo usado y más barato para probar si realmente encaja contigo.

Aquí aplican las mismas reglas que si vendes, pero a la inversa:

  • La intención no es estafar a nadie, sino llegar a un acuerdo que beneficie a ambos. No es necesario hacer ofertas agresivas con el único objetivo de conseguir el mínimo precio posible.
  • La gente suele poner las cosas un poco más caras de lo que está dispuesto a venderlas, así que no tengas miedo de hacer una oferta ligeramente a la baja: la mayoría de los vendedores te la aceptarán.
  • Eso sí, si vas a regatear, el momento de hacerlo es durante la negociación inicial. Una vez cerrado un precio, nada de intentar bajarlo en el momento de pagarlo, ya cara a cara con su dueño
  • Por respeto a los demás, si preguntas por algo y luego no estás interesado, simplemente comunícaselo al vendedor, en vez de esperar a que él te pregunte.
  • Y, como en la vida misma, si has quedado con alguien tienes que ir, y si vas a llegar tarde no cuesta nada avisar. Mucha gente simplemente sale de su casa y se acerca a la esquina más cercana; si tienen que esperarte, al menos no les hagas esperar de pie en la calle.

En cuanto a qué comprar, hay tantas cosas que depende mucho de cada cual. Nosotros tenemos experiencia con los siguientes tipos:

  • Cosas para bebés en general: si pudiéramos volver atrás, creo que no compraríamos nada nuevo, salvo alguna cosa o dos de las que duran mucho, mucho tiempo. La mayoría de los artículos para bebés se usan poquísimo (los niños crecen muy deprisa, por desgracia), y la gente los vende en muy buen estado. Hay cosas que incluso puedes comprar de segunda mano y luego volver a vender, y seguirán en buen estado. Y además hay un mercado también de cosas que la gente recibe como regalo y no quiere o no sabe usar, por lo que los puedes conseguir nuevos a mitad de precio (por ejemplo, los portabebés).
  • Electrónica: por desgracia aún hay mucha gente caprichosa que se compra lo primero que ve, y luego realmente no le encuentra mucha utilidad. Éste es el caso a menudo con muchos artículos electrónicos, así que si tienes algo en mente, búscalo primero en Wallapop. Y como comentábamos arriba, si no estás seguro de que realmente vaya a darte un gran servicio, nada mejor que probar primero con la versión de segunda mano.
  • Móviles: una subsección de la categoría anterior, hay gente que compra móviles para probarlos y los vende una semana después. También hay gente que cambia de móvil con mucha frecuencia, o que consigue móviles nuevos con los planes de precio de su operador. Así que es relativamente fácil conseguir un móvil nuevo a muy buen precio
  • Ropa: hay mucha gente que compra ropa usada, aunque en nuestra experiencia es un poco más incómodo. Generalmente no puedes probártelo, y el concepto de «como nuevo» parece variar mucho de una persona a otra. Sí es una buena idea para comprar complementos que no se lavan o manchan demasiado (bolsos, guantes, cosas así)

Y resumiendo…

Comprar o vender artículos de segunda mano, a fin de cuentas no es otra cosa que negociar y tratar con personas. Al final, te encuentras los mismos problemas y las mismas ventajas que en la vida misma: gente mal y gente bien. Por suerte, y esto anima bastante, la mayoría de la gente es agradable y, al igual que tú, sólo busca llegar a un acuerdo razonable, así que tanto si compras como si vendes, actúa siempre con esta idea en mente.

Y si quieres reírte un rato, siempre puedes echar un vistazo a Wallapuff.

Y tú, ¿sueles comprar o vender cosas de segunda mano? ¿Cuál ha sido tu experiencia? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *