Energía solar en casa (I): La Intro de rigor

energía solar

Que España es un país de sol es algo que saben bien los miles de turistas que vienen a tostarse cada año. Lo mismo se puede aplicar a la mayoría de los países en los que hablamos español (¿tendrá que ver algo el clima con esto del idioma?). Pero tengo la sensación de que no aprovechamos demasido bien la increíble fuente de energía renovable que tenemos a nuestra disposición.

Probablemente se deba a que hasta hace poco los paneles solares tenían un precio que suponía un tiempo de amortización demasiado alto para un particular. También a que dependiendo de la regulación en cada país y de cómo se incentive la producción solar particular, puede interesar más o menos tener paneles en casa (desde un punto de vista económico, claro. El incentivo ecológico es diferente). En el caso de España (que es el que conocemos), la enorme inversión que se ha hecho en centrales térmicas de producción de gas y carbón, y la necesidad de rentabilizar esas infraestructuras, ha hecho que la política estatal sobre energía solar haya sido un tanto errática.

Además del factor económico, está el factor de sostenibilidad: aparte de la producción una vez hecha la instalación (que evidentemente es sostenible siempre, ya que se aprovecha una fuente de energía que en otro caso se perdería), hay que tener en cuenta el impacto de fabricación de los paneles en sí. Es decir, no .tiene sentido instalar un sistema de Producción solar que ahorra la emisión de 3 Kg. de CO2 en su vida útil de Producción, si costó 4 Kg. fabricarlo (nos hemos inventado los números).

Por suerte, la industria de producción solar está ya mucho más avanzada que hace unos años, y los paneles solares son mucho más baratos y sencillos de fabricar, con lo que la amortización y la sostenibilidad son ya un factor razonable.

Como veréis, los Esencialistas somos fans totales de la producción individual de energía solar. De hecho, tenemos una instalación en casa que amamos con todo nuestro corazón, y nada nos alegra más el día que ver un pico de producción energética en nuestro Efergy (vale, a lo mejor estamos exagerando un poco). Los paneles solares en el tejado convierten lo que sería un solazo calentando el tejado (y haciéndonos los veranos un poco más insoportables) en una fuente de energía que nos reduce la factura eléctrica y nos da una justificación para poner el aire acondicionado (que consigue hacer los veranos más llevaderos).

Desde luego, no todo el mundo puede tener una instalación de generación solar, ya que requiere un espacio en tejado que a veces no está disponible. Si vives en una casa unifamiliar, el tejado es tuyo y puedes considerar montarte tu propia producción solar. Si vives en un edificio de pisos, la azotea del edificio es un lugar perfecto, pero las comunidades generalmente no contemplan esa opción (aunque estaría genial para reducir el gasto eléctrico de luz de escalera y ascensores). Si conocéis alguna comunidad de vecinos que haya acordado instalar paneles para apoyar el consumo eléctrico del edificio… ¡contádnoslo en los comentarios!

Además del tejado, se puede instalar paneles solares en fachada. Lamentablemente, el impacto estético de esta alternativa es demasiado alto,así que en viviendas particulares no se ven este tipo de instalaciones, pero es una opción más que interesante para fábricas y naves industriales (total, ya son feas… no las empeora mucho un grid de paneles negros, y a cambio darán una producción de energía útil).

El caso es que estamos convencidos de que todavía no hay mucho conocimiento o mucha información en lo que se refiere a la producción solar particular, así que como parte de nuestra labor por hacer de la humanidad algo más sostenible y con menos impacto en la Enorme Roca Redonda en la que vivimos, inauguramos un especial de verano sobre energía solar en casa. En los siguientes artículos entraremos más en detalle sobre los tipos de producción solar (fototérmina y fotovoltaica), cómo plantear una instalación de generación solar en una vivienda, y trucos y errores a evitar que hemos ido aprendiendo con nuestra propia instalación.

Como aún no hemos desarrollado el tema en profundidad, nos encantaría saber qué aspectos os interesan más o sobre qué puntos tenéis más dudas… ¡nos gustará mucho que nos lo indiquéis en los comentarios!

6 comments
  1. Todavía la generación de energía fotovoltaica es muy caro, por la tecnología y sobre todo que el la inversión tarda en mi caso 10 años para descontar el gasto, hacer una proyección a 10 años me pareció mucho.

    Lo que si usamos es un calentador solar de agua, 200 litros que en verano sobran, en primavera y otoño logran el equilibrio y que en invierno alivian el uso del calentador eléctrico, aportándole el agua a 20-30 grados, una inversión de U$S 2.000 que realmente vale la pena.

    Obviamente que equipos con tecnología inverter, luces led y usar con criterio la energía son medidas que tomamos hace tiempo.

    saludos

    1. Hola!

      Es verdad que aún es caro tener una instalación fotovoltaica. El tiempo de amortización depende mucho de los incentivos y subvenciones que da cada país, y también de tu patrón de consumo y los días de sol al año del lugar donde vivas.

      A nosotros sí que nos pareció interesante tener generación fotovoltaica, aunque como a ti, la amortización se nos va a 8 o 10 años. Con el próximo cambio de ley en España, seguramente se nos reduzca significativamente.

      Tener una instalación solar térmica como alternativa es estupendo, la usas para agua caliente de consumo, o como apoyo a la calefacción?

      Saludos!

  2. La usamos para consumo, es bastante complejo usarla para calefacción ya que ese circuito es cerrado y generar el intercambio es bastante complejo, sin perder de vista que en mi caso la losa radiante no puede superar los 35 grados por los pavimentos…..

    Espero que en Uruguay empiecen a dar incentivos mayores y también puedan bajar los costos de los equipos que son bastante altos….

    Saludos

    1. Qué bueno! Justo en el tercer artículo que hemos preparado para esta serie hablamos justo de la fototérmica y de los sistemas de circuito abierto, circuito cerrado… Sabía que la calefacción siempre tiene que ser de circuito cerrado pero no había pensado que la transferencia de calor fuera más complicada que pasar el agua directamente por el panel. Una info muy interesante, gracias!

      1. Si, es bastante complejo el intercambio en un circuito cerrado y también el de controlarla, para eso hay que instalar un tanque acumulador que estabilice la temperatura antes de volcarla al circuito, en ese tanque se genera el intercambio, obviamente bomba y termostatos de por medio, con un controlador…….

        saludos

        1. Pues muy interesante la aclaración, Federico, muchas gracias!
          Por lo que cuentas, de todos modos, con la instalación para agua caliente de consumo ya estás dándole un buen apoyo al gasto en electricidad.
          A nosotros nos gusta de la fotovoltaica que podemos darle usos diferentes según el momento del año (aire acondicionado en verano y usar mucho el horno el invierno).
          Lo que sí tenemos, por cierto, es una ducha solar comunitaria compartida con los vecinos en el jardín, aunque por temas de diseño está en un sitio que no le da mucho el sol y no aporta gran cosa. Es un sistema pasivo sin paneles, el depósito de agua directamente recibe el calor del sol.

          Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *