La pobreza como causa (y no como consecuencia)

Uno de los deportes nacionales en nuestro país (y seguramente en otros muchos, para qué nos vamos a engañar: en el fondo no somos tan diferentes unos de otros) es asumir que uno mismo siempre hace todo bien, mientras que todos los que hacen las cosas de una manera diferente son unos Patanes Ignorantes que Hacen Todo Mal. Este segundo grupo, además, se puede subdividir en dos:

  • A los que les van las cosas mal: consecuencia evidente de Ignorantes que Hacen Todo Mal, y les está bien empleado
  • A los que les van las cosas bien: no es que haya nada que aprender de ellos (ni nos planteamos que tal vez no estén tan equivocados), sino que a pesar de hacerlo todo mal, tienen mucha suerte

¡Nos vamos de feria! (Biocultura 2019)

Este año, como ya es tradición, nos hemos cogido el día libre para asistir a Biocultura. Para los que no lo conozcáis, Biocultura es una feria de productos ecológicos y consumo responsable que tiene cada año cita en varias ciudades de España. Nosotros nos apuntamos cada año a la edición de Madrid, que se celebra en los días próximos a la fiesta de la Almudena.

En Biocultura se puede encontrar un montón de productores y negocios relacionados con la ecología y la sostenibilidad. Hay una parte muy importante (casi un pabellón entero) dedicada a la alimentación, pero también hay zonas específicas de cosmética natural, crianza consciente, ropa, utensilios de cocina y menaje, e incluso construcción sostenible y bioedificación. En los stands se puede ver y tocar muchos de los productos que generalmente se compra online, y en la zona de alimentación es habitual probar todo tipo de comidas ricas, desde carne ecológica a semillas, quesos, bebidas vegetales y cerveza (sí, sí, que sea ecológico no significa que sea un rollo zen).

Un Mundo Feliz

A mediados del siglo pasado el Capitalismo y el Comunismo se medían las fuerzas desde los dos lados del Telón de Acero. No mucho antes, entre 1930 y 1950, dos escritores habían imaginado hacia dónde se dirigía la Humanidad.

En el libro que publicó en 1949 y tituló 1984, George Orwell describió un futuro en el que un estado totalitario ha tomado el control de la sociedad, y domina la vida, las acciones e incluso el pensamiento de los ciudadanos mediante el miedo, la violencia y la opresión. Aunque extremo y aterrador, el futuro distópico de Orwell se ha hecho realidad en algunos países actuales. Sin embargo (y por suerte) la mayoría de nosotros nunca llegaremos a ver algo así.